Ryanair, El Altet y los 97 € “del ala”

 

Tenemos un lío que no veas con AENA y Ryanair en la nueva terminal de El Altet, que inauguran el 23. Sólo son 97 los euros de la discordia. AENA pide esa cantidad, 97 €, a cada compañía aérea por cada “pasarela” que se habilite en la nueva T3 alicantina… y Ryanair ha dicho que nones; que eso les obligaría “a subir el precio del billete”… ¿0’30 céntimos?

Si le obligan a pagar 97 € por servicio avisan, alertan, amenazan… cancelarán rutas.

Yo no estoy por las amenazas. Es más, soy habitual usuario de Ryanair, desde que salió al mercado -he ido a coger vuelos a Reus, Valencia y Murcia, por buenas coyunturas (a pesar de todo), y soy habitual de algunas rutas desde Alicante- y… creo que esta vez se han pasado. Entiendo lo de la filosofía del más mínimo esfuerzo económico, pero mejor si lo hubieran silenciado.

Hay fines de semana que entre Ryanair y Booking me marcan escapadas que me salen más baratas que quedarme en casa. El objetivo es más por menos y con ambos lo consigo. Air Berlin, EasyJet, Vueling y Bmbaby compiten con Ryanair en ofrecerme oportunidades entre el bajo coste y el coste lógico, un palabro, éste último -coste lógico- que no sé dónde lo saqué pero que a Álvaro Middelman (Air Berlin) le gustó en una rueda de prensa.

Hay gente, como yo, a los que nos gusta viajar; viajar para conocer gentes y lugares. Y si por menos dinero conseguimos más distancia, pues mejor que mejor. Uno busca y rebusca incluso cuál es la tarjeta bancaria que te ofrece más ventajas a la hora de comprar billetes en la web; uno se organiza las escapadas a sabiendas que las más de las veces no volará al mismísimo objetivo de la escapada; uno hace tantas cosas que lo que ahora dice Ryanair para El Altet sabe a cuerno quemado.

Hay quienes denostan las low cost. A mí, los problemas, me han surgido en las “compañías de bandera”. Me han ocurrido cosas tan “geniales” como bajar de un avión de Iberia Regional Air Nostrum y darle la vuelta a un cono para, acto seguido, volver a subir en el mismo avión en un vuelo Valencia-(Madrid)-Santander; cosas que te dejan fuera de juego para una década. Me han hecho volar es las últimas filas del avión de Iberia porque sólo éramos 5 pasajeros y hasta la tripulación auxiliar se sentó junto a nosotros. He aterrizado en el quinto coño en Jerez para darme un paseíto que no veas hasta la terminal, lo mismito que hice en Pulkovo-1/San Petersburgo con SAS, que también es de bandera. Me ha dejado tirado Iberia, e incluso Lufthansa, pero nunca Ryanair, EasyJet o, por supuesto, Air Berlin.

Con todo ello, aún reconociendo que es una gilipollez de O’Leary lo de anunciar la espantá por 97€ de El Altet, pregunto: ¿importa mucho que Ryanair dé la nota y siga dejando a los pasajeros “a fer la mar” aunque la T3 quede más bonita que un San Luis? Hay gente p’a tó. “Habemos gente p’a tó”. Y si lo que interesa/importa es que la gente viaje, que viajemos, pues dejémoslos. La selección natural es la mejor arma para estos y casi todos los casos.

 

 

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: