DEL TERREMOTO AVISADO: “Y LA TIERRA TEMBLARÁ…”

En el blog “El noticiero científico”, para los alumnos del IES Marqués de los Vélez (El Palmar, Murcia), leo: “Posible terremoto en la Falla de Alhama”.

Es un Post del 17 de enero de 2011. En él se cuenta que “la  alta  sismicidad de Murcia  se  debe  a  que es  atravesada  por  una  serie  de  fallas” y que “los  investigadores Vicente  Soler  Zavaloyes  y  Tomás  Rodríguez  Estrella,  están  estudiando  el  suelo de  la  Región  precisamente  para  lograr  pronosticar  cuándo  y  dónde  puede  haber movimientos  de  placas  tectónicas”. Y va el investigador Rodríguez y se suelta con un que “La falla de Alhama de Murcia, una de las más activas de España, está a punto de liberar gran cantidad de energía y provocar un terremoto”. 17 de enero de 2011; “a punto de liberar gran cantidad de energía y provocar un terremoto”. Por lo menos, casi 4 meses antes del terremoto de Lorca, el principal estudioso de la falla había alertado.

El profesor Rodríguez, explica el Post para estudiantes, dijo que “estamos en una etapa que llamamos intersísmica. Cada cien años aproximadamente se produce un terremoto de unos seis grados y cada mil años uno de siete u ocho grados en la escala Richter”. Rodríguez, se insiste en el Post, “no quiere crear alarma entre la población. Su mensaje, en este caso, sería: ‘Hagámonos Amigos de los terremotos’”. Y, claro, debe explicarse el docente: ser ‘amigo de los terremotos’ significa estudiarlos: conocerlos mejor. Y habló de una sonda que monitoriza la falla, la FAM.

Por Miguel Ángel Ruiz Parra, jefe del Área de Sociedad de La Verdad, y su blog “Los Pies en la Tierra” sé que  “sobrecoge recordar cómo Tomás Rodríguez Estrella, profesor de Geodinámica Externa de la Universidad Politécnica de Cartagena, alertó en noviembre pasado sobre un terremoto de cierta magnitud en poco tiempo en una conferencia en Alhama de Murcia”. Y compruebo el tema en La Opinión (de Murcia), edición del día 6. Pues avisados estábamos. No fue a cuatro meses vista el aviso; ¡¡fue a seis meses; medio año!!

Resumiendo, Rodríguez Estrella alertó, por activa, en noviembre’2010 en una conferencia y, por pasiva, en el blog del IES de El Palmar. 2 avisos 2… que en una corrida de toros tendrían más significado, veo, que en la cruda realidad del día a día.

Lorca siempre ha sido, a pesar de todo, un buen sitio donde vivir. ¿Dónde si no el príncipe troyano Elio-Urzues iba a fundar una ciudad en honor del Sol? Pues sobre la FAM. Luego por Eliocroca pasó la Vía Augusta (Itinerario de Antonio, s. III) y parece ser que por allí, por Lurqa se enfrentaron mi conde Tudmir (de Aurariola/Orihuela) con Abd-el-Azis (el hijo del Moro Muza) antes de terminar frente a Oryula y que el conde visigoda, cual leyenda germana, colocara a todas las mujeres, con las melenas recogidas, en las almenas del castillo orcelitano para parecer más y obligar al Pacto. No sé cómo fue la cosa pero al final la mujer de Teodomiro terminó en el catre de Adelazis y los “moros” camino de Poitiers; en doce años se pusieron más allá de los Pirineos. Pero esa es otra historia.

Y contando historias, el número 18 de Geogaceta (1995) cuenta la historia geológica de la cuenca de Loca, y es para echarse a la boca la jaculatoria conveniente.

Ahora hasta resulta que -se dice que (se dicen tantas cosas)- los perros, en Lorca, llevaban dos días aullando sin motivo alguno. En la red -Youtube- está el VTR de un perro que presiente el terremoto instantes antes que las personas y sale por patas unos segundos antes. Hay más de animales y terremotos.

En fin, que -como en casi todo- alertados estábamos; ¿pero hasta qué punto valen estar alertas?; ¿cuántas son fiables?; ¿cuántas se materializan?

Una cosa es predecir un terremoto (Raffaele Bendandi, Faenza [Italia]; 1883-1979), astrónomo) y otra avisar de la inestabilidad máxima (periodo de retorno incluido) de una falla. Vale que Bendandi acertara sobre el sismo de Marsica (1915), fallara sólo en dos días el de Le Marche (1924) y acertara el de Friuli (1976); pero dar una fecha exacta a 35 años vista es rizar el rizo. Y así fue: el 11 de mayo de 2011 no hubo terremoto bajo Roma. Lo del profesor Rodríguez Estrella es pura ciencia: mucha tensión en la falla, esto va a estallar. Va, y estalla. El problema ha sido estar sobre la falla.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: