DE DON MANUEL…

En abril de 1980 la cosa estaba malita, aunque no a los niveles de ahora.

A mediados de mes, Alianza Popular celebraba en Benidorm un congreso y a la clausura acudía don Manuel Fraga. Allí que me enviaron. En el hall del Benidorm Palace abordamos a don Manuel a la llegada (que nos remitió al final del congreso) y a la salida (que nos atendió).

¿A qué Abril le queda más tiempo, al mes o a Martorell?”, le pregunté. Era mi primera pregunta seria a un político nacional y me sentía muy fuera de mi ambiente… y otros plumillas más avezados que yo ya le habían bombardeado a preguntas. No quería irme de vacío sin una pregunta propia.

Mire Ud., joven; con esto no se hace chaza. No obstante le diré que al vicepresidente y Ministro de Asuntos Económicos le queda poco. Lo que es una mala y buena noticia, según se mire, y es una cuestión que nos afecta a todos”, me respondió. Grabado está… y da “un no sé qué” oírmelo ahora.

El 9 septiembre se produciría la tercera remodelación ministerial de la 1ª Legislatura y don Fernando abandonó el Gobierno. Cuatro meses después de la respuesta de don Manuel.

Por cierto, la UCD venía, ya en abril, de un congreso en Palma de Mallorca y Agustín Rodríguez Sahagún se había hecho con las riendas del partido. Las cosas no le venían bien dadas. En enero de 1981 Adolfo Suárez presentaba su dimisión. El 23 de febrero se produjo el golpe de Estado. Pero esa es otra historia.

A finales de febrero de 1986, estando yo en Antena 3 de Radio y en un sarao político en Huelva (del que no recuerdo, con solvencia, el motivo) al que don Manuel había acudido, hablando con nosotros, recordó la preguntita de abril de 1980 en Benidorm, al reconocerme, y la puso como ejemplo de pregunta banal a la que se le puede sacar partido, lo que me sonrojó delante de todos. En aquella jornada animaba a los concejales a sumarse a las tareas de gobierno; a aceptar, aunque sólo fuera esa, la Concejalía delegada de Cementerios, una, decía, “de las más agradecidas si se sabe gestionar”.

Se acordaba de mí aquella tarde onubense de febrero. ¡Qué memoria, don Manuel!

Bueno, pues hoy, 17 de enero, que hace 46 años del Incidente de Palomares, un broken arrow que conmocionó España y a Europa, me acuerdo en este Post de don Manuel. Un 10 de marzo, nada más haber sido recuperado el cuarto artefacto, don Manuel y el embajador Angier Biddle Duker se bañaban en la playa de Quitapellejos para “demostrar” que allí ya no pasaba nada. Hubo dos baños: uno, del embajador, frente al Parador de Mojácar y, al poco rato, uno colectivo, donde Fraga lució meybazo, en la playa de mal nombre.

Foto: Tomás Lorente Abellán, fotógrafo de La Vanguardia. 10.03.1966

Una buena parte de Palomares reposa en Savannah River Plant, en Aiken, Carolina del Sur. Hoy, don Manuel lo hace en Perbes. Descanse en Paz.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: