DE UN 12 DE SEPTIEMBRE… DE HACE 50 AÑOS… WHE CHOOSE TO GO TO THE MOON

 

Aquél 12 de septiembre de 1962 el presidente JFK estaba en la Universidad William Marsh Rice para pronunciar un discurso que hizo época; que cambió el mundo y al que debemos mucho; muchísimo.

Esta Universidad es hoy el epicentro de los estudios de nanotecnología y de ella han salido importantes personalidad del mundo de las ciencias, pero también del arte y la cultura. Es una universidad privada y en octubre de este año la Universidad Rice cumplirá 100 años… y están de fiestorro todo el año.

Pero lo que nos lleva a ella es el discurso de Kennedy en el 62 que es donde dijo que ellos iban lanzados a la conquista de la Luna -“Hemos decidido ir a la Luna”-, al precio que fuera, para demostrarle a los soviets que eran más chulos e ingeniosos y que, como se demostró, estaban más y mejor preparados. El discurso está en internet y se puede consultar, con ligerísimos matices de traducción al castellano, en muchos sitios. Recomendado hacerlo en la Biblioteca Presidencial JFK, que para eso está, y está en Boston (MA) y guarda todo tipo de documentos y libros de su mandato presidencial; incluso el coco original donde el teniente Kennedy escribió el mensaje de socorro cuando naufragó en la PT-109, arrollada por el destructor japonés Amagiri, el 2 de agosto de 1943, durante el ataque al convoy Tokyo Express, en aguas de la Salomón, en la IIGM… que yo lo he visto (un coco será siempre un coco -y este, además, viejo- pero es un coco histórico y cocos históricos hay muchos menos que prepucios del niño Jesús).

Del discurso de aquél en Houston (Texas) no sólo salió que el hombre, por fin, llegara a la Luna (21.07.1969, y Kennedy no pudo verlo porque lo asesinaron en Dallas el 22N de 1963), si no un cambio tecnológico sin precedentes en el Mundo. Porque para poder ir a la Luna fue necesario desarrollar más de 6.000 patentes y materializar 1.400 inventos tecnológicos de primer nivel: así, desde las comunicaciones por satélite a los pañales desechables. Imagínense que amplio espectro.

A bote pronto: el velcro, el termómetro sin mercurio, las plantillas “sin olor” de los zapatos, las herramientas sin cables (a baterías), el detector de humos, las gafas de cristales irrompibles (plásticos especiales), el GPS, el teflón, los sistemas de purificación de agua, los alimentos deshidratados, las telas resistentes al fuego, la telemedicina…

Gracias JFK por haberte pegado aquél farde.

 

 

 

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: