DE ESTO DE LA CULPABILIDAD DEL CC EN TODOS LOS FENÓMENOS ATMOSFÉRICOS Y LA FÓRMULA ARRIA

La verdad es que uno, yo, está un poco hasta más allá de las narices (hasta de las de Mehmet Ozyurek… que dicen que son las más grandes del mundo) de ver, por activa y por pasiva, blandir el fantasma del CC por doquier. Y la verdad, no es un fantasma. El CC -por favor, no lo llamen así; el clima, de natural, cambia continuamente- es algo evidente, pero no es el culpable de todo lo que nos pasa; muchos episodios son sólo fenómenos naturales… y muchas consecuencias  de la acción de esos fenómenos son debidas a garrafales fallos humanos.

Espero que a estas alturas del baile nadie se me ponga a dudar de la profesionalidad de la revista Science (Ciencia) y de su editora, la American Academy for the Advancement of Sciencia (AAAS; fundada en 1848). En su encuentro anual, este año en Boston (AAAS-2013 Annual Meeting; 8-14 Feb.), se debatió a fondo lo de echar la culpa al cha-cha-ch-a o bien al CC… Ya saben, lo de tirarse al monte o a la montañesa… y todos hicieron cola para visitar a la montañesa. Pues en este caso los asistentes pretendían que no se la echaran al CC más que cuando de verdad fuera culpable.

La "estrella solitaria" de la Bandera del Estado de Texas

La “estrella solitaria” de la Bandera del Estado de Texas

Y ahí estaba el profesor John Nielsen-Gammond, climatólogo del Departamento de Ciencias Atmosféricas de la Texas A&M University (TAMU)… y no del “Lone Star State” que (¡válgame Santa María, como traducen los expertos traductores que anidan en los medios de este país!) es lo mismo que decir de Texas, “el estado de la estrella solitaria”… y que la cosa vino ya del primitivo poblado de Austin, en 1821… (que es la actual capital)…  y de otra estrella solitario que ondeó en El Álamo (1836)… Vale que la peli es un polín rollo, pero el Estado de Coahuila-Texas (1ª República Federal mexicana 1823-1835) tenía 2 estrellas en su bandera y los secesionistas texanos se quedaron con una… y tras la derrota, la sacralizaron.

Siempre me he sentido texano de los de El Álamo; y perdedor. Esto pasa por aquella serie de David Crocket en la tv de blanco y negro. Por ello tengo un espíritu de venganza que no vean… Y es que me pierdo con los gilipo…

Bueno, pues el profesor Nielsen-Gammond disertó sobre la más que reciente sequía en Texas y la relacionó, sin poder ser rebatido, con el momento álgido de La Niña, la fase fría del fenómeno ENOS/ENSO (El Niño-Oscilación del Sur). Es más, el colega Richard Seager (del Lamon-Doherty Earth ObservatoryUniversidad de Columbia) le vino a dar la razón con sus estudios que hizo públicos allí y que la prensa yankee ha recogido con el máximo interés.

Sistema fluvial Chao Prayer-Nan

Sistema fluvial Chao Prayer-Nan

Adrew Freedman, el, digamos, jefe de redacción sobre información del Clima de Climate Central expuso en la reunión que “hemos creado tal situación de temor que todos miramos al clima como principal sospechoso de lo que no sea habitual”. Y puso el ejemplo de las inundaciones en Tailandia (septiembre 2011 y diciembre 2012) donde el “malo” de la peli ha sido el CC y resulta que todo apunta a la tala indiscriminada de árboles y a una pésima gestión del sistema de presas que regulan el sistema fluvial Chao Prayer-Nan (140.600 km2 de cuenca), del que el río Chao Phraya es el más famoso por desaguar tras su paso por la capital, Bangkok. Y lo que hace Freedman es tirar de periódicos tailandeses de esos días mucho más que de gráficas climáticas. Y resulta que no aprendieron de las lluvias de 2011: el monzón de julio encharcó los campos hasta bien entrado enero de 2012. Así llegamos a las lluvias de 2012 que hasta diciembre han tenido anegado 1/3 del país. Hasta el rey Bhuminbol Adulyadej ha salido a denunciar “la codicia de los funcionarios estatales que han recibido sobornos para permitir la tala indiscriminada de árboles y la pésima gestión del sistema de regulación de caudales.

La guinda ha sido el análisis del famoso megatormentón de nieve sobre los estados de Massachusetts, Maine y New York (la vieja Nueva Inglaterra, por más señas) a principios de febrero, “Nemo”, que coincidió, además, con la celebración de la reunión de la AAAS. Bueno, pues a la finalización del encuentro, el día 14 de febrero, dejaron negro sobre blanco que no había caído ni de lejos la de nieve que en febrero de 2011, en enero de 1947, o en febrero de 1936 (que fueron históricas). Eso sí, “Nemo” trajo unos fortísimos vientos que pulverizaron todos los registros de febrero… y muchas imágenes en TV de los corresponsales con nieve hasta las cejas… como el año anterior, pero con más ventisca.

Sobre el CC, lo preocupante es que estos episodios extremos se hagan “normales, recurrentes y prolongados”. “Lo que necesitamos es mejorar la prevención”, concluyó en las jornadas de la AAAS David W. Stahle, profesor distinguido que es del J. William Fulbright College de la Universidad de Arkansas, uno de los más destacados investigadores de esa realidad que es el clima, para bien o para mal, y en concreto de las sequías.

Y como colofón de todo esto me llegan rumores de que hay quién quiere aplicar la “Fórmula Arria” a esto del CC, su investigación y la difusión de las cosas con él relacionados. La ONU persigue, ante los desplantes a muchos postulados defendidos por el PNUMA, alabados por algunos sectores y refutados por otros, alcanzar mecanismos de negociación aceptables para unir ambas tendencias y caminar junto hacia la mitigación de las consecuencias de la cuestión. Que nos dejemos de poner verdes unos a otros en cuanto a si hay más o menos calentólogos y catastrofistas y que como coincidimos en que hay que actuar… pues que sumemos más que restemos.

La Fórmula Arria es una propuesta que en su día hizo el diplomático venezolano Enrique Arria Salicetti cuando era asesor del Secretario General de la ONU cuando el conflicto de Bosnia-Herzegovina. Y consistía en que los políticos dieran entrada en sus foros a personalidades del mundo de la ciencia, la cultura y las artes para dulcificar el tono de la negociación y darle otro aire. Funcionó entonces y la ONU la institucionalizó. Pero no ha habido otros logros más, a pesar de que la ONU la implanta en cada conflicto.

Enrique Arria ha vuelto a Venezuela y está ahora en la Mesa de la Unidad Democrática; en la oposición a Hugo Chávez. Trabajo tiene. Seguro que ahora no aplica su propia fórmula… aunque le deseemos todos el éxito del mundo.

Pero en esto del CC, digo yo, la entrada de otros actores cuando estamos ante una cuestión de fe… Pues va ser que tampoco dará resultados aplicar esta fórmula.

Al tiempo.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: