DE CASTOR, PROYECTO CASTOR… ¿AGUA DE BORRAJAS? PAGAMOS TODOS

Intro: en esto del Castor Project yo me uno, tal como está el mercado del gas en 2013 (en 2008 se decía que no tenía límites), a la conspiracy theory… y me quedo muy a gusto. ¿Maquiavélico el plan?, pues sí. Incluso ¿asustando a la población?, pues sí. Es que… puede ser que se les haya ido de las manos. Por empreñar que no quede. Ahí voy.

-.-

Me pedían algunos contertulios, antes de tertuliar con Humberto Armas en “Los Cafés del Meliá”, que les diera una pincelada del problema de la plataforma Castor y los seísmos. Sólo les recordé que esto de los seísmos “inducidos” por inyecciones en viejos pozos petroleros es conocido desde 1961 cuando el Ejército de los EEUU sufrió el primero de estos episodios en uno de sus depósitos estratégicos, y comprobada la relación directa en un informe publicado en mayo de 1970. Luego, poco más había que añadir. Si no se había hecho un estudio geológico más completo (no se les exigó) aún porque se iba contrarreloj, pues… ¿qué quieren que les diga?; que alguien tendría que apechugar. Pero a lo que voy: ésta aventura la vamos a pagar entre todos los españolitos de a pie.

castor projectSí, porque si Castor se va al garete porque inyectar más no se puede y ellos, los propietarios, ya han invertido cerca de 1.300 millones de €… por la legislación vigente ad-hoc de 2006 (RD 919/2006, ITC/3995/2006 y RD 1383/2011)[1] se les hará una auditoría y con cargo al Sistema Gasista español (que al final somos todos los García, Gómez, Martínez, López, Díaz, etc.) se le resarcirán a la empresa todos los gastos de inversión “justificados” que  -¡Oh, casualidad!- vienen a coincidir con el máximo legal previsto. ¡Qué buena previsión! Y como los paganos del Sistema Gasista español somos los de “a pie”, pues… apriétense los machos, que habremos de pagar esos casi 1.300 millones de € (presumiblemente) inservibles enterrados en Castor. Asín que, como siempre; éramos pocos (y mal avenidos) por la crisis y se nos puso de parto la abuela…

Ahora, qué visión la de estas empresas que se dedico a esto de enterrar gas natural en viejos pozos agotados de petróleo con las espaldas cubiertas. Porque con esa legislación de 2006 en la mano, si por “causas geológicas” no puedo seguir (y estos seísmo son “causa geológica”), resulta que los curritos del país me lo pagarán. Y ya verán; como que es así.

Tamaña desfachatez no recordaba yo; aunque, si vuelvo la vista atrás… ¡Así también soy yo inversor!

Alguno sale ahora y dice que los microseísmos -en el viejo campo petrolero de la vieja plataforma Chaparral– en cuanto inyectaran gas para convertir los viejos pozos  semiagotados en modernos almacenes de gas se iban a producir y estaban ya contemplados, pero que esto se nos han salido un poco de madre con intensidades de 4’2 en la escala de Richter.

Pero es que tenemos el antecedente (06.11.2012) de otro episodio de este tipo en Oklahoma (USA), que llegó a los 5’7 en esa escala (y daños) y que cuenta con estudio del lugar donde se declara culpable a estas inyecciones en el subsuelo. El 12 de julio de este año Science sacaba otro artículo que decía más de lo mismo sobre los más de 400 depósitos que hay por allí, igualitos que el Castor de por aquí… y eso que la península tenemos, además, otros cuatro más (Huesca, Guadalajara y Huelva, en tierra; y otro marino frente a Bermeo). Pero, insisto: el primer “sucedido” es de 1961 y desde 1970 hay evidencia científica de sismicidad directa e inducida entran en liza en muchos de estos casos.

AMPOSTA FALLATodos sabían, leo y oigo con profusión, que Castor estaba en contacto con la falla de Amposta[2] en cuestión y algunas otras menores, pero como se le consideraba una “falla lenta” (de esas de millones de año en dispararse) pues nadie pensó en que se activaría como parece que lo ha hecho.

Y hasta parece ser que ahora todos sabían que Castor tiene bastantes problemas con la geología de los pozos y las galerías del viejo campo Chaparral de muy intrincada geología. Tantas, que hasta da que pensar en si son seísmos inducidos para que les paren (y compensen) la obra, porque Enagás no estaba por quedarse con Castor y los bancos empiezan a inquietarse con el dinero prestado…

Clave es, me cuentan, el modo (de inyección), el ritmo (de inyección) y la presión (de inyección del gas). Y esos datos no están disponibles hoy por hoy; son de una empresa privada (Escal UGS, que son ACS y la canadiense CPL).

Echando la vista atrás, he recordado que en mayo de 1970, para Shell España, iniciaba los trabajos del sondeo Amposta Marino C-1 y localizaba, a 27 kilómetros de San Carlos de la Rápita (Tarragona), un yacimiento que fue bautizado como “Amposta”. Los sondeos cercanos también fueron positivos y así llegamos al campo que nos ocupa, el de la plataforma “Chaparral”. Al año del descubrimiento (1971) se decidía la construcción de la refinería de Tarragona, de la que mi tío Antonio fue uno de los directores y más de un detalle me contó a lo largo de aquél inmenso y -para mí- terrorífico pantalán cuando lo batían las olas del otoño.

Vale que cuando en diciembre de 2004 una avería en el gasoducto desde Argelia y un temporal de narices nos puso al borde del apagón energético por nuestra dependencia energética -y falta de previsión- con lo que nos propusimos remediarlo, pero… también con un par de narices. Castor fue declarado de Urgencia por Consejo de Ministros (30.05.2008), pero esa urgencia nunca debió obviar los estudios de sismicidad y, desde luego, nunca asegurarles el reembolso de la inversión a la empresa que se metiera en el berenjenal si la geología la era adversa.

Así también invierto yo.

Y es más, muchos mintieron: “No se conoce ningún incidente en los cientos de almacenes que existen”. José Luis Larrea; diario El País, 27.08.2010 y por todos lados estaban los informes de los sucedidos en Norteamérica desde 1961.

Cuando oigo el nombre, Castor, me acuerdo de los hijos de Zeus y Leda, los gemelos Castor y Pólux… y lo único que sé es que el inmortal era Pólux, Castor murió.


[1] «1. La inversión máxima retribuible por el sistema gasista a que hace referencia el artículo 3.1 de la Orden ITC/3995/2006, de 29 de diciembre, será de 1.272.900.000 euros descontado gas colchón y gastos financieros activables…» Real Decreto 1383/2011, de 7 de octubre

[2] una tesis reciente del geólogo Héctor Perea detectó que esta falla tiene registros instrumentales y mediciones históricas de seísmos de magnitud entre 3 y 3,5. La falla de Amposta ha tenido una actividad sísmica hasta el final del plioceno-cuaternario (que empieza hace 60 millones de años y acaba hace 1,8 millones de años). “Hasta hace entre dos y tres millones de años esta falla ha estado actuando”, relata Mariano Marzo. El almacén de gas (que suplirá el viejo campo petrolero) está enclavado en unos terrenos calizos delimitados por la falla.
http://www.lavanguardia.com/vida/20131004/54390433679/geologos-inyeccion-gas-despertado-falla-amposta.html#ixzz2gqxpq2zy

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: