DE UN CAFÉ ANALIZANDO LO DEL DESEMPLO; DE UN CAFÉ CON ANTONIO DE TORRES

 

Pasó a tomar un café por el Meliá Benidorm, en su tertulia, Antonio de Torres, el director del SERVEF; el hombre que más sabe de paro y parados en Benidorm y la comarca. Y, claro, hablamos del paro y los parados; incluso de él, como es norma en Los Cafés del Meliá.

Antonio De Torres Foto: M. Ayús

Antonio De Torres
Foto: M. Ayús

Jienense de Madrid, aunque siempre vuelve a Arjona y Lopera, llegó a Benidorm casi en la Navidad de 1978 como técnico de la primera hornada de Técnicos de Gestión de Empleo, aquella “cosa” salida del Acuerdo Económico Preferencial entre el Estado Español y la CEE (octubre de 1970) en la que empleo y prestaciones por desempleo debían quedar al margen de la Confederación Nacional de Sindicatos, y que se materializó, definitivamente, a la muerte de Franco. En 1976 se celebra la primera oposición y Antonio consigue plaza en Santa Cruz de la Palma (Isla de la Palma; Islas Canarias). Como el problema de toda isla (salvo Australia, dicen) es que toda carretera acaba al borde del mar y eso termina por agobiar, Antonio entró en la fase de traslados y optó por la plaza de Benidorm (a puntito de acabar 1978) y se encontró con que plaza sí, pero no había ni local. Eran los tiempos del Servicio de Empleo y Acción Formativa (SEAF) que convivía aún con el PPO (Patronato de Promoción Obrera). Total que boda en octubre y la Navidad en La Vila, pues en Benidorm no había dónde colocar la silla. Al final metieron el SEAF-PPO en un despacho del Ambulatorio de la calle Tomás Ortuño. En marzo de 1979 -en el Edificio Marvic- abrió ya la oficinita de Benidorm, con sus tres empleados empleadores.

Porque eso sí, insistió Antonio de Torres: ellos son mediadores de empleo.

Y nos contó aquellos comienzos: en la Semana Santa de 1979, con la oficina recién abierta, el lunes 9 de abril (que lo he mirado) se encuentra delante de la oficina y a primera hora de la mañana (él solo, los otros dos compañeros de vacaciones por turno de Semana Santa) a los 80 trabajadores de Almacenes Zaragoza, de golpe, que horas antes había cerrado. No hubo explicación que sirviera, los 80 de golpe a tramitar la situación y no se iban sin haberla resuelto.

Anécdotas varias jalonaron el café (y la elogiada bollería, con agradecimientos varios a las atenciones de Antonio Escobar, el director del Meliá Benidorm).

Así, a punto de desaparecer la Organización Sindical Española (otros la llamaron Sindicato Vertical) transformada en Administración Institucional de Servicios Socioprofesionales (AISS) -que lo único que debía hacer es gestionar el llamado Patrimonio Sindical-, De Torres negocia con Jaime Moncho Miralles, secretario que fue de la OSE, y terminan en el Edificio Servihotel, al que se incorporarán todos los funcionarios que la OSE tenía en la comarca. Luego vendrían los tiempos del INEM y de la Avenida de la Comunitat Valenciana. Luego pasarán, ya como SERVEF, a los actuales locales de la Avenida de l’Aigüera. Un tránsito cargado de anécdotas, algunas muy entrañables, incluso dolorosas, que permanecerán en los posos del café de Los Cafés del Meliá. Un cigarro, en ocasiones, es mejor que una palmada en el hombro.

De Torres considera, tiene sus cifras, que desde mediados de 2013 está mejorando la cosa: a 26 de marzo de 2014 teníamos 11.271 demandantes de empleo en la comarca. Prácticamente 7.000 son de Benidorm, una ciudad donde el paro estaba, de siempre -cosa endémica-, rondando los 2.000 – 2.500 desempleados. La mejoría que este mes supone (a día 26) 338 menos es una buena noticia, pero dice poco. Y el que ayer mismo entraran 40 ofertas de empleo es positivo, pero se necesitan muchas más.

Insistió en que el SERVEF no crean empleo, lo gestiona -es intermediador-, y pidió tanto racionalidad a los empresarios como empeño y ganas a los trabajadores. Es una cuestión a dos bandas. Y esto cambia y se complica. En construcción, anunció, ya se va a pedir el certificado profesional, por lo que instó a todos los trabajadores a formarse y a ofrecer garantías de que se sabe trabajar y se está capacitado para el puesto; el que sea. Pidió, también, profesionalidad al empresario. Alabó los sistemas de formación profesional y, en particular, la Escuela de Oficios de La Nucía, una iniciativa del alcalde Bernabé Cano muy fructífera en mecánica, electricidad y aire acondicionado.

Hablamos de la Reforma Laboral; de cualquier reforma laboral. “Todo lo que no sea facilitar la labor al empresario, bajo control, está abocado al fracaso”. Insistimos mucho, hasta hacernos pesados, en la necesidad de la formación profesional, que reclamó De Torres incluso para empresarios, y de las nuevas cuestiones que incidirán en el SERVEF a través de un benidormense como el Secretario Autonómico de Empleo, Fernando Díaz Requena y el nuevo Plan Estratégico de coordinación y unificación de criterios, desmintiendo la información torticera de privatización; “lo que se va a hacer es potenciar la coordinación de la situación”.

Entramos después en detalles concretos que si ERE’s, que si sindicatos que aceptan, que si procesos y cursos de formación, que si el acceso por internet es más efectivo que el acceso presencial, que si portales de internet con ofertas, que si páginas profesionales, que si hay miedo a contratar a determinados profesionales formados porque “te roban” la cartera de clientes y luego se establecen por su cuenta, que si hay criterios de selección discriminatorios, que si los mayores lo tienen imposible, que si el nivel cultural es mínimo o se está bajo mínimos, que si hay toques de fraude, que si se miente mucho con el tema del currículo y los idiomas, que si aumenta o no la pobreza, que si hay mejores o peores sistemas de prestaciones, que si los inmigrantes acuden más a cursos de formación, que si les sale mejor quedarse en España que irse, que si hay gente que quiere ser rechazada porque prefiere seguir en el paro… el empresario debe informar de ello al SERVEF para que se puedan empezar a tomar medidas.

Hablamos hasta de la red EURES (el portal europeo de la movilidad profesional) y lo que Europa ofrece de oportunidades de empleo y formación; una red muy poco conocida (porque no la difunden convenientemente los que de ello tienen obligación).

Hablamos de todo hasta que Mario AyúsIl Comendatore, el moderador, el Secretario Perpetuo, el abnegado guardia de la porra de la Tertulia- puso sobre la mesa la afrenta que está a punto de sufrir este pueblo de Benidorm con el puñetero Low Festival, ese que se han sacado de la manga los chicos del equipo de gobierno. La Tertulia fue unánime y contundente contra la ignominia del nombre y contra la hipoteca que supone que nos lo cuelguen por siete años, siete, un equipo de gobierno que tiene fecha tasada para el abandono de la poltrona. Quién más y quien menos -unos con mayor eficiencia que otros- ya nos hemos pronunciado contra el “festivalito” de marras (aquí en la acepción del verbo marrar: errar, fallar). El amigo Cecilio ha emprendido su cruzada particular contra él y no terminará hasta inmolarse por la Causa (sin darse cuenta de que la carne humana quemada huele fatal). Pero con todo y eso, mucho me temo -nos tememos- que nuestra opinión -como individuos, ciudadanos de Benidorm (y, por ende, contribuyentes) y tertulianos- será tan tenida en cuenta como la del Premio Nobel Ernest Lawrence en el Proyecto Manhattan. “No empleéis la bomba atómica contra las personas”, dijo Lawrence… y tiraron el puñetero Low Festival contra Benidorm.

 

 

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: