DE FELIPES

 

En mi niñez, el único “Felipe” que conocí era “el abuelo Felipe” que era el padre de un amigo de mi padre, un señor muy mayor y con boina (por ello, “abuelo”), que vivía en un chalé de Vistahermosa, frente a la vía del tranvía (muy hundida, en trinchera -recuerdo-,y frente al Colegio Inmaculada de los Jesuitas) en Alicante. Era un señor entrañable que tenía muy bien cuidados los naranjos del jardín de aquél chalé. Bueno, el Señor Ángel tenía un hijo al que también llamó Felipe (en homenaje a su padre, el “abuelo Felipe”) y que hoy es un importante letrado en Alicante; entonces, aquél Felipe, era un chaval que iba a cursos superiores al mío.

Ni un Felipe más en mi vida hasta Pedro De Felipe. Permítanme este juego onomástico con el Post que nos ocupa por tratarse de uno de los héroes de La Sexta, que no es una cadena de TV y sí la sexta Copa de Europa (11.05.1966; Heysel, Bruselas) que ganó el Real Madrid. De Felipe sustituyó a Santamaría (siempre se ha dicho que “en el eje de la zaga madridista”; vamos, que era defensa central). Valiente y muy sólido; sus cromos estaban bien cotizados.

1 - 1 - FELIPEDespués de estos (3, estos tres) ni un solo Felipe más hasta Felipe de Borbón y Grecia. Y veo en el INE que en España tenemos sólo 44.371 “Felipes”; los “Juanes” somos 381.245, aunque nada que ver con los “Pepes” que suman 672.826 y que, ni por remota ilusión, son los nombres más comunes de España después de la Transición. A partir de 1975, los nombres más comunes son otros.

Felipe, colego -a la vista de los acontecimientos-, no es nombre muy común. Y eso que Felipe de Betsaida era uno de los 12 Apóstoles (el 5º en ser llamado con aquel “sígueme”) y terminó predicando por la actual Turquía, donde murió de viejo. Al final, dicen, está enterrado en la Basílica de los Santos Apóstoles, anexa al Palacio Colonna, en el barrio de Trevi, en Roma. Allí están los restos, dicen, de Felipe y Santiago “El Menor”; pero está dedicada a los 12 Apóstoles.

No es de extrañar, pues, que Felipe de Borbón y Grecia llegue a reinar con el sólo el numeral 6: Felipe VI.

Hoy vamos de Felipes.

El primer Felipe patrio fue Felipe de Habsburgo, al que llamaron “El Hermoso” (y no fue cosa de los españoles llamarle así, que quién así le llamó fue el rey Luis XII de Francia). Este Felipe fue rey de Castilla al matrimoniar con Juana, hija y heredera de los Reyes Católicos, a la que llamaron “La Loca” (¿de amor?). Este Felipe I murió a los 28 años ¡por beber un vaso de agua fría tras jugar un partido de pelota!… y todos miraron de reojo, faltaría más, a Fernando “El Católico”. ¡Válgame Santa María!”. Este Fernando “le pegaba” a todo.

El segundo Felipe es Felipe II “El Prudente, nieto de Felipe I, que lo mismo es un “arquitecto de virtudes” que un “monstruo fanático” se mire por lado u otro del espejo: leyenda blanca/leyenda negra. Ya saben aquello de que en sus dominios no se ponía el Sol. Llegó este Felipe a ser Rey de Inglaterra (algo más de cuatro años, mal que les pese) al casarse con María I Tudor de Inglaterra.

El tercer Felipe, Felipe III “El Piadoso”, hijo del Segundo. Prefirió el teatro y la caza a los asuntos de gobierno que dejó en manos del duque de Lerma, primero, y del duque de Uceda, después. Ya el colmo, el de Lerma, a su vez, delegó en su propio valido, el capitán de la guardia alemana, Rodrigo Calderón. Aquí ya nos fuimos yendo de madre.

El cuarto Felipe, Felipe IV “El Grande o “El Rey Planeta” o “El Pasmado” (¡no semos naide poniendo motes!) Y con él perdimos en Rocroi; palmar Los Tercios y todo comenzó a ir de mal en peor. Fue rey durante 44 años y medio y aunque también tuvo su valido (el conde-duque de Olivares) en la segunda etapa de su mandato tomó las riendas del Gobierno de la nación, bien auxiliado (Méndez de Haro y el duque de Medina de las Torres), pero ejerciendo de tal. Era hijo de Felipe III y fue padre (extramarital) de importantes hombres (y una mujer) de la Iglesia Española. La vida es así; no la he inventado yo.

El quinto Felipe fue Felipe V “El Animoso; el primer Borbón. Fue durante 45 años (y 3 días) Rey, y por dos veces. Abdicó a favor de su hijo (Luis I “El Bien Amado”), pero el joven monarca murió de viruela a los ocho meses y Felipe V retomó el timón. El Duque de Anjou llegó de rebote al trono de España y no comenzó con buen pie y estalló la Guerra de Sucesión (1701-13) que terminó con la aplicación de los Decretos de Nueva Planta para Aragón, Valencia, Mallorca y Cataluña (donde aún le duelen a ERC). Hay que reconocerle que la situación económica y financiera del Estado era una castaña y él, y sus ministros, sentaron las bases para reorganizarlo todo; efectuó reformas políticas, administrativas, económicas y educativas: la educación pasó a manos del Estado, aunque por falta de profesores cualificados la primaria siguió en manos de la Iglesia. Fruto de una enfermedad depresiva fue volviéndose patológicamente melancólico hasta morir.

Y el sexto Felipe es, y será, Felipe VI a secas. Ya veremos qué hace.

Tiempo al tiempo, porque no se le proclamará hasta después del 16 de junio, tras su juramento. Heredará eso de “Rey de Castilla, de León, de Aragón, de las Dos Sicilias, de Sevilla, de Jerusalem (¡Ahí es ná!), de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarves, de Algeciras, de Gibraltar (¡me encanta!), de las Islas Canarias, de las Indias Orientales y Occidentales (¡que no quede!) y de las Islas y Tierra Firme del Mar Océano (¡Olé, Olé y Olé!; como Putoperro de los Cojones, el semoviente de la unidad familiar: ve un chinarro y lo mea), Archiduque de Austria, Duque de Borgoña, de Brabante, de Milán, de Atenas y Neopatria (¡Bravo por los Almogávares!; donde hubo, queda), Marqués de Oristán, Conde de Habsburgo, de Flandes, del Tirol, del Rosellón, de Gocéano (condado y castillo de Cerdeña; que está bien escrito), de Cerdeña y de Barcelona, y Señor de Vizcaya y de Molina.

No va más.

 

 

 

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: