DE OPINAR POR NO CALLAR

 

DE CUANDO HAY QUE HACER LOS DEBERES ANTES DE CARTEARSE… A CUENTA DEL MUNICIPIO TURÍSTICO

 

Hermann Busenbaum, en Medulla Theologiae moralis -en 1645-,dejó escrito aquello de que “cuando el fin es lícito, también lo son los medios/cum finis est licitus, etiam media sunt licita”… que hemos llegado a adoptar como que “el fin justifica los medios”…

1 - 1 - BND - MUNICIPIO TURÍSTICOBueno, pues salir a la palestra reclamando una deuda “¿histórica?” de 12 millones de euros (por ejemplo, que podían haber sido más) anclándose en lo del Municipio Turístico es una chorrada agustina con la única intención de llevarle la contraria a Busenbaum, porque no tiene mayor recorrido. Benidorm reclama al Estado 12 millones por no ser declarado Municipio Turístico (desde 2002) es una boutade[1]; un chocante exabrupto[2], en román paladino.

Me explico.

Lo del Municipio Turístico es una vieja reivindicación benidormera a la que he dedicado un buen número de posts (por ejemplo); pero el caso es que unos por otros, la casa sin barrer. Benidorm ha tenido políticos de los dos colores en las más altas instancias de la Administración (nivel ministro) para, creo, resolver el tema; pero por lo que fuere (que yo creo que es de fácil resolución) no se ha conseguido.

En agosto de 2013 el alcalde Agustín Navarro anunció una ofensiva[3] (¿?).

Y fueron pasando los días… y el 2 de junio de 2014 se acerca a Elche la Secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, y suelta (una vez conocida la noticia de la abdicación de Don Juan Carlos; faltaría más) que “Benidorm no sea Municipio Turístico es chocante” (y a pesar de la noticia de la abdicación hubo quien recogió sus palabras, las publicó y hasta fueron tenidas en cuenta). Y… la ocasión la pintan calva[4]… por detrás.

Porque chocante es. Tan chocante que el Ayuntamiento de Benidorm ve campo abonado para ganarse unos buenos y merecidos espacios en los Medios de Comunicación exhibiendo la afrenta que soporta, indudable afrenta, que supone que por Ley Benidorm no pueda conseguir el título, y las prebendas económicas, de “Municipio Turístico”.

Y hoy día 5 de junio el alcalde Agustín Navarro le ha enviado la carta prometida ayer al Presidente del Gobierno a la Señora Borrego reclamando que le pague 12 millones de euros. Vamos, que el que Benidorm no consiga, por ley, la titularidad de Municipios Turístico no llega a ser la Afrenta de Corpes, pero, en base a la carta agustina de hoy tiene todos los visos de ser de la misma verosimilitud[5]… aunque aquí no hay león que valga y sí nos quiere vender gato por liebre.

Se inducen fechas para hacer aparecer al ministro Cristóbal Montoro como el más malo de esta película (que hasta lo puede ser). Primero colocan el punto de mira sobre la Ley 51/2002, de 27 de Diciembre, que es una ley de Reforma de la Ley 39/1988, de 28 de Diciembre, Reguladora de las Haciendas Locales, evitando recordar que el desarrollo de esa ley es mediante el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales (vigente hasta el 22 de julio de 2014), que es el que contempla los requisitos clave, entró en vigor el 10 de marzo de 2004… y el 11M pasó lo que pasó y el 14M, contra pronóstico, ganó ZP… y el PSOE (primero, y desde 2012 el PP [20N2011]) debían desarrollar esa ley que cercena el acceso de Benidorm a esa consideración. No me vale, pues, lo de la “ley Montoro” -que lo es-, mientras se olvidan los ocho años que el PSOE convivió con ella, ni los que lleva ahora el PP sin arreglarlo. Pero bueno, esto es política.

Pero, a más a más, si queremos cambiar la cosa y como el criterio de viviendas (mayor número de segundas residencias que de primeras) parece ser que es el criterio clave para conseguir el ansiado título (por lo que conlleva) de Municipio Turístico, pues recurramos a los Censos de Población y Vivienda, que en este país son decenales: 1981, 1991, 2001, 2011

Si esto se hubiera querido atajar ya en 2004, pues con realizar (o instar) el Ayuntamiento un censo de viviendas sobre los datos del Censo de 2001 ya se habría podido corregir. Podemos llegar a aceptar que entonces el gobierno municipal del PP no lo considerara, pero ahora el reclamante es el gobierno municipal del PSPV-PSOE/Liberales que muy bien puede instar una revisión del censo de 2011 que, en números redondos señala 27.000 primeras residencias, 25.000 segundas residencias y 5.000 residencias que no las tiene claras los censales. Pues sobre 5.000 residencias que no están claras -si son primeras o segundas residencias- se debe actuar y si sale en la ecuación que segundas son más que primeras, hemos hallado la cuadratura del círculo.

¿Por qué no se hace?; porque es más fácil ganar unos titulares de prensa que realizarlo o instar su realización. Por aquí ya pasó Gaspar Zarrías (marzo de 2014), por ejemplo, y todos se tomaron la cosa con escepticismo -“Benidorm pide ahora el ‘municipio turístico’ para Benidorm”- no sin antes recordarle al PSOE que  “presentará ahora en el Congreso una proposición no de ley para solicitar cambios tras dejar morir la moción cuando gobernaban”.

Vamos, que desde siempre, unos por otros… la casa sin barrer.

Pero el colmo de la cartita de marras es lo de reclamar la deuda “histórica”. Y colocan el crono en el año 2002, el de la Ley, obviando el reglamento que la desarrolla. Vale, aceptamos pulpo como animal de compañía pero ¿por qué no nos vamos a 1963 que es cuando por primera vez Benidorm reclama una partida extra para que los municipios turísticos puedan hacer frente a sus múltiples gastos?

Y por preguntar que no quede: ¿por qué se obvia lo que está haciendo en este campo el grupo de trabajo que centra el tema del Municipio Turístico los ministerios de Hacienda y Administraciones Públicas con la FEMP?

Me parece muy bien que el fin justifique los medios pero en este caso tenían que haberse hecho todos los deberes municipales antes de cartearse. Y todo porque ya hemos visto que también en el PP cuecen habas: al senador Almodóvar Barceló (PP) le han hecho la pirula[6] los suyos en más de una ocasión.

Insisto: contemos las casas. Apurando una rabaseta, una copa de brandy y un recuelo de café, a esta hora de la tarde, no se me ocurre nada más sencillo para desfacer este entuerto que hacer un censo de viviendas (y que nos salgan más segundas que primeras, claro).

 

 

[1]  Intervención pretendidamente ingeniosa, destinada por lo común a impresionar.

[2] Salida de tono, respuesta descortés e insolente.

[3] Acción y resultado de atacar.

[4] Los romanos tenían una diosa llamada Ocasión, a la que representaban como mujer hermosa, enteramente desnuda, puesta de puntillas sobre una rueda, y con alas en la espalda (o en los pies), para indicar que las ocasiones pasan rápidamente. Representaban a esta diosa con la cabeza adornada en torno de la frente con abundante cabellera y enteramente calva por detrás, para expresar la imposibilidad de asir por los pelos las ocasiones después que han pasado. La abundante cabellera de delante represneta la facilidad de asirse a las ocasiones cuando se las espera de frente.

[5] Apariencia de verdadero o con posibilidad de ser creído.

[6] Faena, mala pasada

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: