DEL RUIDO… Y BENIDORM

Desde que tengo uso de razón he venido oyendo lo del ruido en Benidorm. Vamos, digo yo, que donde hay ruido es que hay gente. Ahora lo cosa se ha desmadrado y ha entrado en liza la Generalitat en un extraña lucha que dará aún mucho que hablar. Ruido, en Benidorm, ha habido siempre. Es una ciudad viva.

De aquél Benidorm de los Ochenta recuerdo que hasta se precintan equipos de música y la Policía Local iba noche tras noche a comprobar esos precintos. Después de informatizó y monitorizó la cosa. Pero la gente salía a la calle y volvíamos a tener el problema. Había “horarios de fiesta” en bares, pubs y discotecas.

Mapa del Rudio a 8 m de altura una noche de verano en la zona de Levante, Benidorm

Mapa del Rudio a 8 m de altura una noche de verano en la zona de Levante, Benidorm

La crisis ha disparado la presencia de gente en la calle (botellón) y la Ley antitabaco ha sacado el cigarrillo a las puertas del local y el que fuma, habla. Total, que el ruido en la calle está asegurado. Sólo los fumadores de cigarros somos capaces de fumarlos en silencio, admirando el carácter de veguero y sintiéndolo.

Pero, considero yo (arrogándome capacidad para ello) que ese ruido es la música de estar vivos una año más para el turismo. Y alguien habrá que saldrá perjudicado con todo esto, porque nunca llueve (y aquí eso es cierto; que nunca llueve) a gusto de todos.

Ahora resulta que hay hasta una Plataforma de Afectador por el Ruido en Benidorm haciendo cruzada al respecto y hasta en “mi propia” urbanización una venerable señora anduvo intentando recoger firmas contra el ruido. Pinchó en hueso la buena señora. Se nos presentó un domingo, con aperitivo vecinal por medio, con los folios en la mano y varios bolígrafos. Con la de sitios que hay para perderse por el planeta y vino a dar la buena señora -y nueva vecina- con una colla de talibanes benidormeros de provectas edades y venerables profesiones que danzábamos frenéticos (domingo, cervezas y palomitas[1]) alrededor de la piscina comunitaria al grito de “marcha, marcha, queremos marcha, marcha”. A mí no me molesta el ruido de Benidorm; es rumor Benidorm, como el rumor del mar. En verano suena más; lo sé.

Yo, resulta que he oído el silencio… y es aterrador.

Sensores del Proyecto Gedeón

Sensores del Proyecto Gedeón

No cambio Benidorm por nada. Ahora mismo (12’40 h.) en la Avenida de Europa sólo los intervalos de tráficos, por mor de los semáforos, interrumpen el canto de las chicharras. Ah, Carlos pasó esta mañana el cortacésped a la intempestiva hora de las 9 haciendo un ruido atroz mientras segaba la vida de los tallos de la gramínea.

Tal vez algún experto en acústica debería ir explicando por aquí lo que ocurre en la conjunción de torres, bandejas comerciales y viales. Mira por dónde, un fallo a la edificación en altura: multiplica el audio. En el Casco Tradicional es que las calles no dan para más y allí retumban hasta las pisadas de un solitario gato en la madrugada invernal. No quiero imaginar el verano.

Equipos de música monitorizados en Benidorm

Equipos de música monitorizados en Benidorm

Yo no concibo otro Benidorm que éste; mejorable que es, pero que me gusta. No resiste la prueba del algodón porque le pierde la escena urbana de tan machacada que está, pero es Benidorm. La avenida de Europa, en los amaneceres veraniegos (bajada natural de la zona de discotecas con algún kebab para “desayunos” estratégicos previos a un repunte de la reseca) es un altavoz de chabacanerías juveniles y de gente ya no tan moza. Pero pasa el verano y se pasa esa página.

Bueno, también reconozco que nos hace falta un pellizco de civismo.

España, con datos de la OMS[2], es el país más ruidoso de la UE. Y el segundo del ranking mundial; sólo nos supera Japón. Un estudio de GAES[3] cuenta que “un 48% de los españoles están seriamente afectados por los ruidos” y que “el 91% de la población (entre los que me encuentro yo, que ya debo andar metido en la presbiacusia[4]; toda la vida con auriculares por lo de la radio me lleva a esto) no percibe que el ruido sea un problema”. Tal vez por eso se han inventado lo del 30 de abril: Día Mundial de Concienciación contra el Ruido.

Dicho esto, y tras haber puesto mis barbas a remojar porque los anti-ruido son horda, debo reconocer que “el efecto ‘silencio’ cada vez vende más en el mundo del Turismo”, cuestión que le oí decir -y por ello anoté- al economista y técnico urbanista Alfonso de Esteban (U. Complutense) en aquél Curso de Verano sobre Medio Ambiente, Turismo y O.T. (Ordenación del Territorio y no la chorrada de “Operación Triunfo”; si no lo digo me enveneno de tanto morderme los labios) de 1998 (20 al 24 de julio). Y de eso hace 16 años. Entonces se habló del “Mapa de Ruidos”, clave en las ciudades turísticas. Yo es que me acuerdo de estas cosas; ¡que no habrá planificado Benidorm para seguir en la brega! Otra cosa es que lo aplique por la oportunidad y capacidad de sus políticos de turno.

Y Benidorm, desde 1995, tiene Mapa de Ruidos, a través del desarrollo de su Ordenanza de Medio Ambiente. Luego existe una Directiva Comunitaria (2002/49/CE) que señala la necesidad de un Mapa Estratégico del Ruido en sus vertientes de niveles de ruido y exposición sonora para tomar medidas en beneficio de la población. E incluso hay legislación patria específica posterior, y muy interesante. Y Ordenanzas municipales posteriores, que en este siglo también se han hecho cosas.

El mapa de ruidos es una representación cartográfica del ruido de la ciudad (presión sonora, que dicen los entendidos). Con él, y ante él, se pueden adoptar acciones de prevención y reducción. Y ahí, sin lugar a dudas, es dónde tenemos un frente activo. ¿Consultan quienes deben el Mapa de Ruidos?, ¿se pasean por donde deben para ver si es verdad? En lo de las medidas no entro porque no sé yo mismo las que adoptar.

El tráfico rodado es la principal fuente de ruido. En Benidorm, por su estructura edificativa, se llevan la palma las ambulancias; cuatro que hay, y parece esto Chicago en hora punta nocturna cuando la Ley Seca. Bueno, las sirenas en general se oyen que da gusto. El ocio nocturno en zonas urbanas es casi tan importante en decibelios como el tráfico a la hora de generar problemas de ruidos. Luego están el vecindario y los particulares de absoluta indigencia cívica. Pero aquí no estamos por esto.

En el tema de ruidos hasta el Ministerio de Medio Ambiente (Agricultura, Alimentación y M. MAB) tiene una web específica para el tema a través del SICA (Sistema de Información sobre Contaminación Acústica) pero que no desciende al nivel urbano, que es competencia municipal.

Y, finalmente, Benidorm está dentro del proyecto Gedeón[5] cuyo objetivo es “implementar un sistema capaz de servir de soporte para una política de gestión medioambiental en materia de ruido que sintonice con las necesidades particulares de la ciudad” porque aquí se trata de compatibilizar ocio y fiesta, ocio y tranquilidad. Benidorm cuenta una página web específica –elruido.com (Proyecto Gedeón)- donde se sigue al momento el capítulo del ruido y uno puede estar informado puntualmente de cómo suena el parque… y de las medidas a tomar.

No, si al final va a resultar que todo esto es filosofía. Con lo bonito que me había quedado.

 

 

 

[1] Refrescante aperitivo a base de anís seco y agua muy fría, sabiamente combinada en adecuadas dosis de uno y otra. Esta costumbre fue importada del norte de África, de aquellos tiempos en que las gentes de aquí hacían migración gaviota hacia los campos de cítricos argelinos a principios del XX

[2] Organización Mundial de la Salud

[3] Ruido y Audición en España; GAES 2014

[4] Pérdida progresiva de la capacidad de oír frecuencias altas por deterioro del sistema auditivo por edad. La Presbiacusia es al oído como presbicia lo es a la vista.

[5] Sistema de Monitorización, Información y CONCIENCIACIÓN de los niveles de ruido producidos por fuentes urbanas

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

  • Cecilio González Muñoz  On 9 agosto, 2014 at 13:49

    El ruido en Benidorm es relativo. Como dice Juan, es una ciudad viva y -añado yo- una fiesta continua. Es verdad que debemos intentar, y se intenta, que a ciertas horas y lugares concretos, el visitante se tome la diversión con un poco más de calma; pero esta ciudad en su conjunto es un parque temático…Y como no hay nada perfecto en este mundo (del otro todavía no ha venido nadie a contarnos si hay o no mucho ruido), el jaleo que sobre todo tenemos en temporada alta, es inevitable. Intentemos mirarlo del lado positivo: ¿qué sería de Benidorm sin ruido…y sin la suficiente clientela para que todos podamos vivir de ella? Benidorm es único e irrepetible. Porque no sólo tenemos las playas urbanas más importantes del mundo orientadas al sur; sino que disponemos también del microclima especial que las complementa. ¡Qué suerte -a pesar de tener que soportar a veces un poco más ruido del habitual- poder vivir aquí! Que debemos intentar mejorar en muchos aspectos, entre ellos trabajar para conseguir atraer un turismo de mayor calidad, nadie lo duda. Y aunque aquí pueden convivir y disfrutar las diferentes clases sociales sin molestarse, cuanto más clase media, mejor para todos.

    Enviado desde mi iPad

  • m  On 9 agosto, 2014 at 17:08

    Es muy distinto opinar de un mismo tema, estando en situaciones diferentes…usted habla sobre el ruido de Benidorm viviendo en una urbanización donde me imagino que no tendrá un bar con musica y mesas llenas de gente, justo debajo de su terraza abierto desde las diez de la mañana hasta las tantas de la madrugada…y eso que no tiene licencia de apertura. Cuando cerca de mil personas se unen para decir !basta! Imagínese lo hartas que deben de estar…Yo llevo viviendo 48 años en Benidorm, pero esta situación de musica sin control, turismo de borrachera, sin respetar a la gente que vive o por lo menos lo intenta, tranquilente en sus casas jamas lo había visto.De se usted un paseito por la playa de Levante a media tarde-noche y cuentenos si estamos exagerando…

    • Jdiaz  On 9 agosto, 2014 at 18:48

      Vivo en la Av. de Europa y sé de lo que hablo. Paseo todas las tardes por la Playa de Levante, con mi perro y mi cigarro, y sé de lo que hablo. Ando y troto cada mañana por las dos playas y sé de lo que hablo. Hago fotos de los botellones que tardan horas en limpiar en el espigón del puerto, por ejemplo. No discuto la situación particular de cada uno ni el enfoque que cada uno quiere dar a su vida en Benidorm. Respeto mucho su posición; acepte, al menos, la mía. El bar lo tengo justo enfrente de la ventana de la habitación desde donde escribo (¡cierra a las 9 de la mañana!) y, como digo, cada madrugada “sufro” la bajada de la zona de discotecas. Pero esto es Benidorm; al menos en verano. Sé de lo que hablo. Para mí es mucho más molesto el pintor (con firma reconocida) que llena de vapores de disolvente (es un artista “moderno”) todos los espacios comunes y nos hace insoportable la vida. Los del ruido se van a dormir, igual que el pintor; pero la pestilencia de sus acrílicos sigue durante horas y horas.

  • pacobou  On 10 agosto, 2014 at 18:38

    Nadie puede saber el martirio que puede llegar a ser un bar ruidoso debajo de tu casa hasta que no le pasa (y digo y recalco lo de bajo, no enfrente, nada que ver)
    Querido Juan, no sabes de lo que hablas, esos ruidos te pueden llevar a la locura, y digo ruidos porque no oyes la música, sino el bum-bum de los graves, que incluso teniendo todo cerrado se te mete hasta el alma, por no decir que cuando te acuestas tu cama se mueve o las cosas de las mesitas y el aparador se mueven al compás del bum-bum.
    Llega un momento en el que te niegas a entrar a tu casa porque sabes que en ella te espera el martirio.
    No es una cuestión baladí, ni para tomársela a risa, es una cosa demasiado seria, pues en ella te juegas tu salud, física y mental, pero, vuelvo a repetir, sólo lo sabes cuando la padeces.

    Peleé dos años por un bar de tercera que no tenía ni derecho a una TV, sin insonorizar, y encima era primo de un PL que lo protegía. Dos años de lucha y de enfrentamiento con la PL y la concejalía de seguridad ciudadana. Una vez solucionado lo del bar vino a jodernos la vida un Ciber-Juegos, que abría de 8 de la tarde a 9 de la mañana, y más de lo mismo.

    Más de un alcalde y algún que otro propietario de establecimiento ruidoso han sido condenados a penas de cárcel e indemnizaciones por este tema.

    Entiendo que algunos como don Cecilio defiendan su negocio, pero no olviden que están haciendo sufrir y demasiado a mucha gente, y eso lo pueden pagar muy caro, especialmente las víctimas a quienes les roban su salud.

    • Jdiaz  On 10 agosto, 2014 at 19:46

      Querido Paco: Si unos protestan por el ruido, ¿por qué no puede haber alguien que no lo haga?; yo.
      El no protestar por el ruido no es bendecirlo.
      Sé de lo que hablo. ¿Quien decide si sé o no sé de lo que hablo? Permitirme que deje por escrito lo que pienso. No pido que lo compartáis.
      Pero si hay alguien (muchos o pocos, ¿qué más da?) que critica esa situación, puede haber legión que le apoye y hasta alguno que pueda decir que él no entiende Benidorm, en verano, sin ruido. Como es mi caso.
      Sólo con hacer cumplir la normativa se acabarían los problemas; que se cumpla en RAMINP. No estamos dando vueltas siempre con lo que actualizar el PGOU; definamos el modelo de ciudad, sectorialicemos la cosa; pero cumplamos el RAMINP y las Ordenanzas al respecto.
      Yo no critico que se haya tenido que crear esa plataforma, ni me tomo a guasa la cosa. Termino diciendo que hay herramientas para evitarlo… que se quedan en pura filosofía. ¿No será cosa de estulticia política?
      Y por favor, sé de lo que hablo… aunque no hable en tu mismo idioma. Odio la uniformidad de pensamiento.
      Benidorm siempre ha sido trasguesora; ¿va a resultar que los años nos están cambiando?

  • pacobou  On 11 agosto, 2014 at 3:39

    Estoy en casi todo de acuerdo contigo y en mi caso no hubo más, como bien apuntas, que hacer cumplir la normativa.
    El problema es cuando alguien defiende que otras personas padezcan o sufran algún tipo de molestias, que en este caso hasta te enferman gravemente, es lo que no puedo tolerar porque lo he padecido yo y mi familia y no creo que eso puede tener defensa alguna.
    Lo contrario es de ser muy mala persona (por poner un calificativo suave)
    Por tus palabras deduzco que no lo has padecido, porque te quejarías tan amargamente como yo lo hago.
    Un abrazo.

    • m  On 11 agosto, 2014 at 9:42

      Entiendo perfectamente de lo que habla porque nosotros estamos sufriendo esa situacion, y encima la persona que mas lo padece es nuestra hija que tiene sindrome de Down y esta a base de tranquilizantes….soportando desde las diez de la mañana hasta la madrugada un bar que hace un año abrieron a dos palmos de nuestra terraza…con lo que eso conlleva..musica, ruido, canticos, borracheras, a veces incluso exibicionismo…con una chimemea ilegal que segun el viento, nos entra el humo por la terraza….cerramientos ilegales y SIN licencia de apertura.Esta denunciado pero seguimos esperando respuestas..mientras la situacion es insoportable!! Por este apartamento esta pasando la quinta generacion de mi familia….y por desgracia este no es el Benidorm que nosotros conocimos….y no puedo comprender como puede haber alguien que esta situacion la justifique.

      • Jdiaz  On 11 agosto, 2014 at 12:41

        Yo, Merceluk, NO estoy justificando nada. Estoy opinando y no sobre su particular situación.
        Si no llega a comprender esto, pues qué quiere que le diga.
        Estoy señalando, en todo caso y del cuerpo de escrito emana suficientemente claro, que se cumpla la normativa. Lamento que no se esté a la altura de las circunstancias por parte de la Administración (la misma que concede licencias o no se preocupa de si están contemplados todos los epígrafes y las afecciones) y que se sea tan laxo en la normativa.
        Y en cuanto al Benidorm que Ud. conoció… pues resulta, como bien sabrá pero prefiere obviar, que está sepultado por todos y cada uno de los años que han pasado, como el que yo conocí. Pero eso es ley de vida. Ahora bien, yo procuro disfrutar de este Benidorm tanto, tanto, como el que he ido conociendo año tras año. Y en todos los Benidorm encontré ruido.
        Lamento su situación personal, pero no me enmiende la plana porqwue si Ud. -y muchos como Ud.- pueden opinar, ¿por qué no puedo hacerlo yo? Y sin que Ud. intente comprenderlo.
        Es opinión, tan buena como la suya; pero nunca de inferior calidad.

  • M  On 11 agosto, 2014 at 13:04

    Pues le doy mi enhorabuena por poder disfrutar de este Benidorm que tanto le gusta, desgraciadamente a nosotros no nos dejan hacerlo…

  • ruidosno  On 23 agosto, 2014 at 0:30

    Comprendo que sepa muy bien de lo que habla,como se repite en sus comentarios.(seguro que es usted de los que va a dormir a las 9 de la mañana),por e eso le molestan las ambulancias.
    Yo también he sido del espectáculo y se que esto es benidorm,pero el turismo que usted quiere no viene por las bellezas de las playas mirando al sur y el microclima.viene al despelote y no respetar a nadie.
    Yo quiero que venga el turismo a Benidorm y que haya marcha,pero el los sitios adecuados,o por lo menos,no autarizar tantos decibelios.(y que fumen todo lo que quieran).
    Bajar los decibelios y multar a los que se desnudan y hacen escandalo publico haciendo sus necesidades en plena calle.
    Mis respetos a todo el mundo,y que…¡¡VIVA BENIDORM!!….
    ¡VIVA BENIDORM¡¡.

    • Jdiaz  On 23 agosto, 2014 at 9:36

      Presuponiendo, erróneamente -claro-, lo que yo hago, querido lector, le hace errar en el inicio de su planteamiento y, obviamente, demuestra que Ud. no entiende nada de mi planteamiento. Pero eso es gratis; no se preocupe.
      Celebro que haya sido del espectáculo.
      Nuevamente yerra al presuponer el tipo de turismo que yo quiero.
      En lo que sí coincidimos -y créame que esto empieza a preocuparme- es en el deseo de que se cumplan las normas y la ordenación, en el respeto a todos (aunque de su misiva deduzco que no respeta mi opinión), y en el que ¡Viva Benidorm!

  • ruidosno  On 23 agosto, 2014 at 16:34

    Era un resumen de lo que he estado leyendo en los comentarios.gracias por compartir algo conmigo.
    Yo opino que hay que revisar la cantidad de decibelios que se concede en cada caso,y se confunde libertad con libertinaje.
    Saludos

  • ruidosno  On 29 agosto, 2014 at 23:24

    He vuelto a leer los comentarios,y alguien dice que al fin y al cabo después nos vamos a dormir,(aunque a diferentes horarios)pero quedaban los olores del pintor.¿no creen que los olores que deja el turismo que defiende alguien es bastante peor?.la calle es como un estercolero,vómitos,defecaciones,meos,los envases y restos de comida.también tienes que andar con cuidado para no tropezar con alguien que esta durmiendo la mona,y otros desnudos.¿que les mostramos a nuestros hijos?.aparte de la contaminación acústica.¿cren que vale la pena?.
    Podría decir mas cosas,pero las sabemos todos.
    Pido respeto,y pensar que hay otra clase de turismo,o como mínimo respetar la normativa.
    Saludos a todos y en especial a Cecilio.

    • Jdiaz  On 30 agosto, 2014 at 9:06

      El “alguien” del olor a pintura, que no del pintor -¡Oiga, no confundamos; que no es lo mismo!-, al que Ud. alude (bien o mal intencionadamente) soy yo. Y ya lo doy por imposible. Para Ud, la perra chica (moneda equivalente a 5 céntimos de pesetas; expresión que hago constar para evitar maledicencias).
      La filosofía que Ud. (o Uds., que lo mismo da) persiguen, como los fenómenos paranormales, está ahí fuera. Búsquenla. Yo me niego a filosofar sobre “si vale la pena”. Hay normas para casi todo; menos para escribir en este Blog. Que quien corresponde las haga cumplir. Hemos jugado a esto y ahora no vamos a morirnos de éxito ahogados por la mugre (del éxito). Si hay normas, huelgan -al menos- mis comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: