DE RECOMENDAR ACUDIR A RISOTERAPIA (DE CARA A LAS MUNICIPALES)

La verdad es que llega uno a casa, ahora, salpicado por el chirimiri que ha caído y, por la hora que es, ya no tiene ganas de nada. Que mañana será otro día.

Pero un amigo por la calle y un vecino en la escalera me preguntan por lo que mañana miércoles verá la luz en el Directo Benidorm Semanal y como la distribución es corta y no tiene edición digital (¿a qué estarán esperando?) pues, de tripas corazón y helo aquí.

Un día me lo pidió el barajudo Vidal, Juanjo. Juanjo es que es de la vieja guardia y siempre nos hemos tolerado. Y desde hace un buen montón de tiempo, en la página 3, junto al Editorial y a lo que cuenta José Luis Calvo, aparecen mis “Preposiciones”. De ellas nunca he sabido si constituyen las palabras invariables que introducen el sintagma preposicional (y le dan sentido) o una serie de posiciones previas que yo adopto ante lo que se nos viene encima.

Cada semana me monto algo. Y esta semana, como ha sobrevenido la rotura del pacto de gobierno entre el PSPV y los liberales de Gema Amor, pues… ándale.

Benidorm; broken covenant

Benidorm; broken covenant

Ante lo que se nos avecina, recomiendo buscarse algún taller de risoterapia… Sólo son 23 líneas….

A RISOTERAPIA

Háganme caso. Apúntense al primer taller de risoterapia que localicen. Lo van a necesitar. La risoterapia no es una terapia (¡jopé, qué risa!; bien empezamos), pero, dicen, consigue sinergias positivas y va en la línea de la autosanación. Vamos, el futuro.

A San Valentín no llegamos con Amor. Y no es que se nos rompiera de tanto usarlo; no. La cosa fue por Santa Margarita… ¿de Escocia?, ¿de Hungría?, ¿de Antioquía?, ¿de Benidorm? ¡Qué lío!; ¡Decídanse! La de Antioquía está en el selecto grupo de los santos auxiliadores y es mano de santo (de santa, claro) en los partos. La de Benidorm sólo hay que invocarla ante el parto de los montes y tal y como Horacio nos indica en su Epístola a los Pisones.

Pues si la cosa iba bien y ha terminado como bien saben, y hay por ahí quién se atreve a publicar sondeos de lo que puede pasar, no me cabe otra consideración que -apelando a mi espíritu de ciudadanía- recomendarles lo del taller de risoterapia. Por lo menos se reirán.

Puede que en nada y menos sólo nos quede la risa floja. La risa floja es aquella que se produce por cualquier cosa -y no tiene por qué ser graciosa; y ahí está el problema- y es imposible de reprimir. Y lo bueno de la risa es que es una respuesta biológica natural y consecuencia de ser bípedos. ¡Qué maravilla!; todo fue erguirnos y comenzar a reír… por no llorar. La risa, dicen, es la manifestación escandalosa de la silenciosa sonrisa. Uf.

Pero no me digan que esto no se veía venir. Vale que no todos nuestros munícipes -y candidatos a serlo- duerman con el libro de Sun Zi en la mesilla; vale. Vale que no sepan cómo aplicar lo del sueco Kjelen al nivel del municipio y que no puedan sacarle partido (ni ellos ni casi nadie antes de que se produzcan los acontecimientos) a la Geografía Electoral, pero ante lo que se nos avecina, y esto sólo es el principio, ¡vayamos al taller de risoterapia!

Yo prefiero la risa, hasta la carcajada, al silencio de los corderos… que van al matadero. Por favor: ¡háganme reír! El espectáculo ha comenzado, y el que ríe el último, ríe mejor.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: