DE LA OPORTUNIDAD, LA VESPA Y LA MENTIRA VERDAD

Esto es lo que tiene la herencia de Goebbels: “una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”. Y me refiero a que “existe” el Municipio Turístico.

Luego está que tanto y tanto se ha repetido lo de Pedro, don Pedro, y su vespa camino de Madrid que… sin querer traicionar la memoria de don Pedro,… va camino de traspasar el umbral de la leyenda y estallar en mil añicos al chocar con la verdad de la realidad

Gassent; en la vespa y con "título". De la web de El Mundo

Gassent; en la vespa y con “título”. De la web de El Mundo

Ahora resulta que el candidato de C’s en Benidorm, Rafael Gassent, se nos quiere ir a Madrid, en vespa, emulando (cree él) a don Pedro Zaragoza; va a Madrid (en vespa), dice, a reivindicar que Benidorm sea considerado Municipio Turístico. Éramos pocos y parió la abuela de las reivindicaciones benidormeras.

Si Gassent lleva a cabo la iniciativa, que no dudo que lo quiera intentar, será el primero en conseguirlo. Así de claro.

No, no será el primero en lo de reivindicar esa figura quimérica, que cual Santo Grial casi todos intentan alcanzar en Benidorm; sino en irse en vespa a Madrid en plan reivindicativo.

Don Pedro, respetando al máximo -y casi con veneración- su memoria, hizo crecer la leyenda y de él sólo sabemos que contó aquello de que “me presenté allí con mi vespa”. Y punto.

Nadie le vio… pero es que nadie dudó.

Pedro era muy de ir con vespa por aquí y por allí. Y aquí, él era Pedro y no necesitó de un Tomás que dudara; ni gallo que cantara. Por supuesto, no tuvo un Judas que traicionara la fascinante leyenda. Y como leyenda entró por la puerta grande de la Historia.

Así pues, dejemos la vespa del imaginario popular en paz… y el viaje a Madrid más. Pedro, don Pedro, y su vespa no precisan, amigo Gassent, de un proceso de falsación (ni de Popper, ni de nadie) para comprobar su autenticidad. Pedro, don Pedro -uno y trino para la ocasión- no merece este espectáculo y ni C’s poner en evidencia la leyenda (para bien o para mal).

Ahora, como idea de campaña electoral: una genialidad.¡Aplausos!

Aquí hemos creado con lo del municipio turístico una especie de maná genial que convertirá a la ciudad de Benidorm en una Arcadia feliz; en el Libellus de Tomás Moro: De optimo republicae statu, deque nova insula Vtopiae… sí, el municipio turístico supondría el “estado ideal de una república en la nueva isla Utopía”. Y Benidorm no es una isla y, mucho menos, una utopía. Es una vibrante realidad.

Por eso, yo reclamo que hagamos un sincero ejercicio de espiritualidad. Eso de “municipio turístico” como tal, a modo de placa o de granítico monolito… ¡NO EXISTE! De verdad, ¡NO EXISTE! No hay nada (papel, pergamino, tabla de arcilla, tablilla de cera, madera, plancha de metal, papiro o soporte marmóreo) con la inscripción MUNICIPIO TURÍSTICO que te otorgue la condición de tal.

Ni siquiera es un título; es sólo una condición. Pero una condición etérea a la que optar. Optemos; modifiquemos y busquemos nuevos parámetros a los que asirnos… pero no mentemos el municipio turístico en vano.

Llevamos tanto tiempo tirándonos a la cabeza lo del municipio turístico que ya ha cogido un calibre y un peso (debe ser por la contaminación atmosférica y por la pátina del tiempo) que ya impacta, hace daño, y perturba las meninges.

En cuestión de marketing electoral la idea de Gassent (y C’s) es para enmarcar. Minipunto para los émulos de Rivera; esto de la vespa reivindicativa y la gesta personal, en Benidorm, mucho mejor que despelotarse y envolverse con la rojigualda. Va a tener Gassent -¡y la vespa!- a todos los Medios de cara; no van a faltar legiones de seguidores de la vespa y su electoral piloto reivindicativo en ese mayo florido por las carreteras de la meseta. Porque aún, en 2015, eso de irse a Madrid, en la vespa, va a ser una gesta. Por eso echo de menos que al estilo de la Volvo Ocean Race no me monten un Vespa Village BND-MAD’2015 y un Centro de Seguimiento, vía GPS, durante todo el trayecto; vamos, un Centro Internacional de Prensa para la más grande ocasión de los tiempos modernos benidormeros del siglo XXI. La del XX ya es conocida y convertida en película.

Lo del municipio turístico es sólo cuestión de creérselo. Hay días en que algunos de Benidorm no se creen que son (somos) un municipio que vive del Turismo. Solamente por eso, por vivir del Turismo, ya se es municipio turístico. Otra cosa es lo de la financiación extra que queremos.

Pero llamemos a las cosas por su nombre. Y lo de “turístico” es sólo cuestión de creérselo y actuar como tal; con profesionalidad para que se te reconozca. Sí, lo otro es la financiación y una muletilla para tiempos preelectorales.

A Don Pedro lo que es de Don Pedro (y la vespa y el viaje es patrimonio de su leyenda), y a los políticos la cosa de la financiación y no la mentira de la condición.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

  • francisco barco gonzalez  On 18 abril, 2015 at 14:10

    Esto me recuerda a un diputado murciano, que fue desde Murcia a Madrid con un burro llamado Platero, en tiempos franquistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: