DE UN PREMIO… POR RETARLES A HACER EL “SEÑORÍO DE BENIDORM”

24 bocopa 4

La verdad es que… Que te den un premio por plantear a otros un reto, y que este salga bien, es como lograr la cuadratura del círculo. Pues eso hicimos los tertulianos de “Los cafés de Meliá”: poner en un brete a Gaspar Tomás, de BOCOPA. Y encima, les sale bien la cosa –cosa que se llama Señorío de Benidorm; un vino tinto que ya cosecha dos galardones, y promete más sorpresas- y van y nos achacan todo el mérito.

La verdad sea dicha: la constancia y la perseverancia de Cecilio González, tertuliano y amigo de pro, y Javier del Castillo, amigo sin par y hombre renacentista de la restauración han tenido mucho que ver: han puesto a prueba la tenacidad de Gaspar Tomás. Y sí, el reto salió de la Tertulia “Los cafés del Meliá”, pero el vino ha salido de BOCOPA; que es lo que cuenta.

Y la verdad es que honradísimos acudimos al Auditorio de la Diputación de Alicante a la Gala del Vino de BOCOPA y a la entrega del premio en su 24º Edición. ¿Quién nos lo iba a decir?

A la gala acudió el alcalde de Benidorm, Toni Pérez y hasta la consellera de Agricultura, Elena Cebrián. No sé si la euforia del momento, ¿o qué?: pero el caso el caso es que la consellera aceptó venir una tarde de viernes al Meliá Benidorm a someterse al Tercer grado tertuliano a partir de enero de 2016. Será el primer miembro de un Gobierno valenciano que haga eso; y eso es bonito. Porque si agarramos una cuartilla (¡Ojo, una cuartila!) para escribir las fechas de las visitas de consellers a Benidorm desde que disfrutamos de institución de gobierno autonómica… nos puede sobrar con una cara, casi independientemente del tipo y tamaño de letra. Otra cosa sería datar las entradas y salidas por el peaje de Benidorm de la A7. Sé de consellers que han llegado a Benidorm, han pasado por una emisora de radio, y han seguido su camino… aún coincidiendo con el color político del Ayuntamiento.

Bueno, a lo que íbamos: vino de BOCOPA, Señorío de Benidorm, “Los cafés del Meliá” y la 24ª Edición del Premio.

Me gustó saber que BOCOPA ya exporta el 40% de su producción; me gustó oír a Gaspar Tomás pedir que “estos vinos –de BOCOPA, of course- se consuman aquí –en la Terreta- también; y de cara a la Navidad, ¡qué mejor idea! Por orgullo y por calidad”. Seguro que no lo dijo en ese orden, pero la idea era esa. Ah, y lo de “orgullo y calidad” lo apostilló él; y lo remarco yo.

También se presentó el Laudum Roble, para el que han diseñado una nueva botella, a modo de sólida columna, como sólido y contundente es este vino, con sus aristas y estrías en el tambor, y que ya nace con toda una medalla de Oro.

Y hablando de medallas: ¡¡Cincuenta y seis medallas!! han consechado los vinos de BOCOPA este año de 2015: 19 medallas de oro, 30 de plata y 5 de bronce. Ah, y 2 menciones honoríficas, que también suenan a medallita. Y ahí estaban sus vinos galardonados: el fantástico y divertido Marina Alta, la saga de los Marina Espumante, la contundencia de los Laudum –ya una estirpe regia-, la familia de los Alcanta y nuestro Señorío de Benidorm, el que nos ha otorgado el premio a la tertulia “Los cafés del Meliá”.

24 bocopa 2

Les explicaba yo a los amigos de BOCOPA (y ahora lo hago con ustedes) que “En el verano de 2009 se materializó la idea de la tertulia, y el 18 de septiembre se ponía en marcha la primera de ellas; la primera tertulia de este cónclave de amigos que por celebrarse en los salones del Hotel Meliá Benidorm lleva por nombre ‘Los cafés del Meliá”. Les decía que la nuestra es una “reunión informal y periódica de gente interesada en un tema para debatir y formarse, donde compartir información y conocimientos así como contrastar ideas y opiniones” que suena a definición de manual. Que “la de la tertulia es una costumbre muy española que arranca en el XVI y que ya en el XVIII goza de una definición que nos gusta: ‘Junta voluntaria i congreso de los discretos para discurrir en alguna materia’”[1], insistiéndoles en que “por encima de todo nos deslizamos por la senda de la discreción y discurrimos con profundidad”. Les contaba yo que fue esto cosa de “Mario Ayús, que tomó como objetivo recuperar la tradición tertuliana benidormera. La materia prima, los tertulianos, nunca han faltado en Benidorm, y del espíritu que las anima –tolerancia y sentido crítico– Benidorm es un emporio. La cuestión se redujo –insistía yo- en encontrar la idoneidad del cobijo tertuliano que albergara la junta y congreso. Y ahí encontró Mario la predisposición de Antonio Escobar, director del Meliá Benidorm”. Y concluía yo: “¿Y el nombre del congreso, qué?”. Y me respondía a mí mismo: “Lo habitual, se cuenta, es que se bautice la junta con el nombre del lugar donde se celebra. Por ello, nuestra tertulia se llama ‘Los cafés del Meliá’”.

La primera tertulia se celebró el 18 de septiembre de 2009 y doce -de dieciocho- fueron los primeros tertulianos: Pilar de la Cuesta, Miguel Martínez Monge, Xavier Moreno, Jan Arild Nilsen, Manuel Palazón, Pepe Perles, Juan Portolés, Alex Rodríguez, Juan José Campus, Manuel Esquembre y Mario Ayús. Periodistas, comunicadores, docentes y hoteleros constituyeron el núcleo inicial de la tertulia. Yo les acompañaba en intenciones desde una habitación del inmediato IMED Levante. Me la perdí.

Y la tertulia “Los cafés del Meliá” está ya en su 7º Curso, temporada 2015-2016, con 225 reuniones a sus espaldas en las que hemos contado con 200 invitados que nos han hecho aumentar conocimientos y centrar criterios.

Han venido a tomar café con nosotros en estos siete cursos de trayectoria desde Manolo Escobar al profesor Johan Galtung, desde el sociólogo Mario Gaviria al músico Eddy Guerin, desde el director Paco Tamarín a la actriz María José Prendes, desde la olímpica Liliana Fernández al torero Luis Francisco Esplá. La Academia ha estado presente al nivel de los profesores Fernando Vera, Manuel Figuerola, Alfonso Puchades o Josep Ivars; la Gastronomía, con la Cofradía del Queso Manchego o Evarist Miralles. Nos hemos detenido en la Sanidad con Andrés Nemseff, Juan Ángel Ferrer, Miguel Llopis, Celia Correa o Juan José Tobal; en la didáctica de la Música, en el urbanismo, en el puerto y en el aeropuerto, en la investigación turística, en el mundo de los cronistas y en el de los pioneros del turismo en la provincia y, cómo no, en las cosas de Benidorm. Incluso hemos excavado en la Arqueología con Antonio Espinosa y entrado en las entrañas del cine con Óscar Bernàcer, Luis Colombo y Susana Estrada, y hemos buceado por toda la costa alicantina, acompañado a bomberos y policías, a cocineros y amigos. Naturalmente hemos contado los hitos de Benidorm -casi todos sus ex alcaldes- y los políticos de la provincia. Hasta con María Jesús (que vino con su acordeón) o con las asociaciones profesionales, que tan numerosas son en la provincia. Así, 200 invitados ya. Y seguimos.

Siempre queremos saber más del ferrocarril, de la autopista o de la 3ª Edad, de la vida y de la gente. Y, cómo no, del agua. AGUA con mayúsculas, porque dependemos tanto del agua, que la Tertulia la ha tratado con mimo y asiduidad, mostrando nuestra preocupación con Paco de Santiago, Francisco Amillo y la cultura del agua. Nos hemos abierto hasta el mundo sindical y buscado la esencia de la filosofía de la vida. Y claro, luego debatimos entre nosotros y creamos nuestros propios homenajes.

Y como esta noche iba de vino, les recordamos que la Tertulia “Los cafés del Meliá” ha tenido siempre muy presente el mundo del vino: desde los primeros pasos, ya milenarios, en el Alt de Benimaquia, a los más recónditos y modernos rincones de nuestras bodegas alicantinas. Pepe Mendoza abrió el ciclo, por inmediatez y amistad. Y tras él hemos seguido cosechando amigos y descubriendo posibilidades: Rafael Poveda, Bodegas San Vicente, Alberto Maiso, Javier del Castillo… Y resulta que en noviembre de 2013 aceptaron hablarnos del vino José Flor y Gaspar Tomás.

Y como somos como somos en la Tertulia, un tertuliano les retó a hacer un vino. Y ahí está el Señorío de Benidorm.

24 bocopa 1

Y como les dije en las palabras de agradecimiento al recibir el premio: “no hicimos más que les he contado. Eso y solo eso: un café entre amigos en el Hotel Meliá Benidorm. Esa ha sido toda nuestra participación”.

Y ahora Uds. nos recompensan con este galardón, que aceptamos encantados, porque vemos que el producto se ha convertido en una vibrante realidad, ha sido premiado e, incluso, apunta una ayuda social… y ahí está el Señorío de Benidorm; monastrell”.

Han sido ustedes: BOCOPA… y Gaspar, Javier y Cecilio, si quieren, quienes han obrado el prodigio. Y por este logro, el Señorío de Benidorm, nosotros, la tertulia “Los Cafés del Meliá”, les felicitamos. Saber que existe es nuestra mayor recompensa”.

Y al final, una sincera confesión: “sepan que habíamos quedado plenamente honrados y recompensados con el cúmulo de conocimientos derrochados por José Flor y Gaspar Tomás aquella tarde benidormera de noviembre de 2013 en Los Cafés del Meliá.

 

 

 

[1] Diccionario de Autoridades; 1739

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: