Daily Archives: 11 agosto, 2017

DE GUAM, UNA ISLA QUE NI RECORDÁBAMOS…

 

Guam ha saltado ahora a la palestra informativa porque el majara de Corea del Norte la ha situado en la mente de muchos al proponerla como blanco de sus misiles. No les descubro nada a los del malotes del Norte si les digo que está en 13.5°N 144.5°E y que es (+ ó -) del tamaño de Ibiza (48 km de largo y 14 de ancho, Guam; 41 km de largo y 15 km de ancho, Ibiza; 544 km2 de Guam por 572 km2 de Ibiza). Ah, y según la ONU es un territorio pendiente de descolonización (¡como Gibraltar!).

La mitad del personal que lea esto no sabrá situarla bien (ni por las coordenadas), y la otra mitad no sabrá que -“descubierta” en 1521 por Magallanes- desde el 22 de enero de 1565 -en que tomó posesión de ella Miguel López de Legazpi como Gobernador de la Capitanía General de Filipinas- formó parte de la Corona de España (aunque murió Legazpi sin enterarse de que lo era; el nombramiento tardó en llegarle… cosas de las noticias por aquellas aguas que tardan y tardan y que resulta que es lo más típico como bien veremos a lo largo de este Post). Y así fue hasta el desastre de 1898 (Tratado de París).

El Galeón de Manila -la Nao de la China- la visitaba continuamente (dos veces al año en año, que es lo que tardaba el periplo viaje-tornaviaje) en la ruta Acapulco-Filipinas, Filipinas-Acapulco, entre 1565 y 1820 por el Pacífico, el Lago Español que se llamaba… como ya les conté con lo de la Embajada Keicho en 2013 (y les referí que los que en España se apellidan Japón son descendientes de aquellos nipones y el polvo del camino; el Mundo es un pañuelo).

Los aborígenes del lugar (micronesios-austronesios) muy pronto se mezclaron con españoles (que como mucho los destacamentos eran de 50 soldados… algún comerciante extraviado y unos cuantos jesuitas; yo no digo más) y filipinos dando lugar a la etnia chamorro, que habla el chamorro -y escriben y pronuncian la eñe (ñ)-, y, desde 1950, son yankees por nacimiento. Los “chamorro” españoles -de apellido- tienen origen en los Montes de León y los “chamorro” de por allí son considerados como el pueblo indígena de las Islas Marianas, las islas más septentrionales de Micronesia.

guam-map

Y es que Guam es una de esas islas, de las Islas Marianas -en honor a Mariana de Austria, segunda esposa de Felipe IV y madre de Carlos II (de mal nombre “el Hechizado”)-.

Aprovecho la ocasión y les cuento que al pobre Carlos II le han colocado todos los sambenitos de la época pero, por muy poca cosa que pareciera -y por los retratos de la época más bien parece que se hubiera escapado del rodaje de El carnaval de las Almas– resulta que bajo sus gobiernos se logró mantener intacto el Imperio, se reflotó la economía, con lo que aumentó los niveles de renta de sus súbditos y de las arcas imperiales, se acabó con el hambre endémica en la península y se vivió en paz con el resto del mundo. Y parecía tonto… y así nos lo han vendido hasta que hemos echado cuenta de la Historia.

Las Islas Marianas, sitúense, están en medio del Pacífico, entre Iwo Jima y las Carolinas; son quince cumbres volcánicas y Guam, la de más al Sur, es la más grande y menos activa vulcanológica y sísmicamente. Y durante 230 años fue española; y ahí me duele.

El 20 de junio de 1898, cuando el USS Charleston llegó a Guam, fue recibido por el capitán del puerto de San Luis d’Apra, Francisco Gutiérrez, quien se enteró en ese momento de que España y Estados Unidos estaban en guerra y que era prisionero. Ya les dije; allí las noticias no vuelan. Se informó al Gobernador -que tampoco lo sabía- y los 54 militares españoles que integraban los cinco fuertes de la guarnición -¡54 soldados entre oficiales, tropa y sanidad militar para 5 fuertes!- fueron conducidos a Manila, desde donde regresarían a España al final del breve conflicto. La última comunicación que habían recibido de España era del 9 de abril, doce días antes de que explotara el Maine en La Habana y nos declarasen la guerra.

Insisto, muchos no sabrán donde está Guam… y eso que ya hay tele e Internet; gracias a ello yo me he enterado ahora que existe un Movimiento para la reincorporación de la Isla de Guam al Reino de España. Pasmao me he quedao.

Así, pasmao, les cuento que el 8 de diciembre de 1941 los japoneses invadieron la isla y echaron a los yankees. Y entre el 21 de julio y el 10 de agosto de 1944 se empleó el Tío Sam a fondo para recuperarla y echar a los japoneses… aunque se olvidaron de uno, el sargento japonés Shōichi Yokoi, que se pasó 28 años escondido en el interior de la isla, hasta ser descubierto por unos cazadores el 24 de enero de 1972, ignorando la derrota japonesa y rendición; siguió fiel al Emperador. Por lo que se ve -ya les dije-, en Guam, en cuanto te descuidas, te quedas sin noticias de todo: Ni Legazpi, ni la guarnición de 1898 ni el sargento japonés.

Hoy en día, un tercio de la isla es militar; el norte es prácticamente la Base Anderson de la Fuerza Aérea, y el centro es la Base Naval de Guam… pero por toda la isla se intercalan resorts turísticos para los amantes de las playas y el buceo, disfrutando de un clima subtropical que se ancla en los 27ºC. Los chamorros se dedican a la agricultura -hortalizas, cítricos y frutos tropicales, coco y caña de azúcar- y ganadería -buenos pastos con propensión a la cabaña avícola, pese a todo-. La pesca, están relativamente bien desarrollada y cada vez toman más auge otras actividades industriales; hasta el cemento. El turismo, cada vez con más fuerza, adquiere cada día más importancia. Pseudo-idílico.

La verdad es que desde el 92 -en que el tifón Omar la zarandeó de lo lindo- no habíamos vuelto a oír hablar de Guam. Y ahora va el botarate del norcoreano y nos la vuelve a situar en el mapa.

Es triste que esto ocurra.