DEL BREXIT; A ESTAS ALTURAS DE MARZO, BAJO LA INCERTIDUMBRE Y CONFIANDO EN LA FIDELIDAD (y III)

Y termino el capítulo; por tercera vez regresamos a la jornada que sobre el Mercado británico –¿Es el Brexit una amenaza para el turismo de Benidorm y de la Costa Blanca?– del 21 de marzo, recién estrenada la Primavera, que se celebró en Benidorm.

El cuarto ponente, Alex Villeyra, trató sobre lo que nos cuentan los datos. Villeyra es el CEO de Mabrian Analytics, la primera plataforma de Inteligencia de Mercado enfocada exclusivamente al sector turístico. Trabaja Mabrian con datos -sobre búsquedas, redes sociales, opiniones, geolocalización, gasto, precios, reservas, capacidad- que obtiene de diversas fuentes de información de manera simultánea para realizar un análisis multi-variable. Y ese análisis es el que queríamos conocer.

Una frase clave nos dejó Villeyra al comenzar su exposición: “la incertidumbre cuesta dinero”; de ahí la importancia de los datos, el tenerlos de forma rápida y fiable para entender las variaciones de las dinámicas turísticas y conocer mejor a los clientes para adecuar la oferta.

El tema está “no sólo en saber qué es lo que sucede, sino en cómo, cuándo y por qué sucede”. Lo suyo son los modelos predictivos que nos permiten capacidad de reacción
Y entonces se preguntó: “¿Y qué nos dicen los datos?”. La respuesta estaba en la pantalla.

Resulta que para Alicante estamos para el verano (abril-septiembre 2019) con un aumento en capacidad (asiento en aviones), como nos habían anunciado Javier Piñares y Tomas Melgar, en “un 5% para Alicante; igual que Málaga o Mallorca”. Pero para los aeropuertos turcos -estas capacidades de verano- se disparan un 27% (Antalya) y 22% (Mármaris), “aunque el volumen de pasajeros en Turquía es la mitad que en Alicante”.

MABRIAN 1

Si vamos al detalle, en los aeropuertos turcos, el sector que sube, y mucho, es el alemán: un 16% en Antalya con un volumen superior a los 200.000 turistas. Los británicos aumentan en Antalya y Marmaris (27 y 22%) con cifras del orden de 60.000 y 80.000 pasajeros respectivamente. Subidas, sí; pero en Alicante ese 5% se refiere a cifras que rondan los 200.000 pasajeros. Y es más un 5% de 200.000 que un 27% de 60.000; no lo olviden.

Me hico recordar Villeyra al gran Roc Gregori cuando se hablaba de camas hoteleras en la Comunidad y salió el de turno a decir que en tal destino habían crecido un 30% y en Benidorm un 2%. Roc sacaba a pasear los números netos y aún así quedaba alguno subyugado por el brillo de los porcentajes. Somos así.

Cuestión muy interesante es aquella sobre el interés que despiertan los productos turísticos que ofrecemos a los británicos y analizando 26 millones de menciones sobre 113 destinos españoles resulta que en Sol y Playa (nuestro segmento) hay un descenso de un 2%, mientras los demás segmentos se mantienen o crecen ligeramente, como las cuestiones de cultura, naturaleza y turismo familiar. “Estabilidad en los productos con ligera reducción en la dependencia del sol y playa”, fue el resumen de Villeyra.

La satisfacción en los destinos españoles es por lo general muy alta, con mejor incidencia en las cuestiones de seguridad y una mínima reducción de la percepción climática que habría que explicar porque hay llamativas diferencias entre los destinos turcos y nuestra bahía orientada al Sur, todos en el Mediterráneo y en las mismas bandas latitudinales.
Y los parámetros de Benidorm, recalcó Villeyra, están muy altos. En seguridad la percepción está arriba (93’64), pero aún lo está más en Antalya y Mármaris. Podemos aducir que en aquella orilla del Mediterráneo se contempla en el resort. En percepción global de producto les superamos ampliamente.

Villeyra nos transmitió lo llamativo de los intereses de los británicos. Estamos flojitos -Benidorm- en turismo activo y natural (tenemos deberes que hacer), pero estamos muy bien posicionados en gastronómico, familiar e incluso cultural. Obviamente lo estamos en ocio nocturno, donde Ibiza toma la delantera; incluso en turismo de compras (shopping), donde disputamos con los isleños ese liderazgo. En cambio, y eso también nos llama atención, en turismo de sol y playa bajamos levemente, aunque superamos a Málaga e Ibiza.

MABRIAN 2

La satisfacción hotelera para los ingleses es alta y en materia de precios resulta que ellos, los turcos, a igual número de estrellas, son más baratos. Aquí entran en juegos factores socioeconómicos desde la moneda a las ayudas gubernamentales.

En función de los datos, Villeyra nos contó, a modo de conclusiones, que “en capacidad aérea crecemos de forma moderada mientras nuestros competidores directos crecen más”. Sí, “somos competitivos en las percepciones de seguridad, producto turístico y satisfacción hotelera, pero tenemos deberes que hacer en otros campos”.

Fundamental es que -desde Mabrian- “no detectamos elementos de preocupación en las percepciones expresadas por los británicos en Redes Sociales sobre producto turístico Benidorm y la Costa Blanca, que es un buen mix de producto”, pero, ¡atención!, “se detecta una reducción en sol y playa”.

Finalmente, una llamada de atención sobre “el precio en destinos competidores y el crecimiento en capacidad que señalamos”. Pero, una advertencia muy seria: “No podemos competir en precio; más que no podemos, sería un no debemos”.

Aquí llegados, les confieso que debería haber un cuarto post sobre esta interesante jornada, pero me tuve que ausentar de la sala cuando Susana de la Peña (GFK) abordaba “las cifras del mercado turístico británico”, aunque aún le pude oír aquello de que “viajar es una necesidad para los británicos”, lo que la llevaba a ser optimista a pesar de “la incertidumbre prolongada”.

Resulta que ese factor de incertidumbre es que ha animado a las familias a efectuar ya bastantes reservas en destinos “donde pueden controlar el gasto” -en referencia al Todos Incluido- y que “esa incertidumbre retrasa las decisiones de otros segmentos sociales”. Eso sí, Susana insistió en que “el precio es ahora mismo un factor decisivo entre los británicos”…

Pero me tuve que ir… y ‘al propio’ que le encargué referencias no apuntó nada.

Anuncios

DEL BREXIT; A ESTAS ALTURAS DE MARZO, BAJO LA INCERTIDUMBRE Y CONFIANDO EN LA FIDELIDAD (II)

Volvemos al Post anterior y a la jornada que sobre el Mercado británico –¿Es el Brexit una amenaza para el turismo de Benidorm y de la Costa Blanca?– del 21 de marzo, recién estrenada la Primavera, celebramos en Benidorm. Y en esta ocasión, gracias al Brexit, le hicimos una radiografía al aeropuerto de la Costa Blanca. Ustedes disculpen, si ofendo a alguien; no tengo nada contra Elche, pero me produce urticaria ponerle un nombre con guión al aeropuerto alicantino.

Bueno, al tema. En una sesión anterior en la temática Brexit -buscábamos, entonces, mercados alternativos- el director del aeropuerto, Tomás Melgar, explicaba el papel del aeropuerto en la película esta del turismo -ya lo he contado- con el ejemplo del cine: “Yo soy el cine y ustedes la película; si no hay una buena película, la gente no viene al cine”. Y luego, ya en tiempo de café, explicaba que si la peli era buena pero el cine no reunía condiciones, tampoco. Pero no es el caso; que el cine este está de dulce; como el destino.

Y el 21M, con la pregunta en el estrado, entró al trapo y sobrado el director del aeropuerto sobre la buena salud que tiene ‘el cine’: “Hemos subido un 2% en el 2018 y nos hemos quedado al borde de los catorce millones de pasajeros”. Sí, 13.981.320 pasajeros en 96.734 operaciones (+1’5%) durante el año pasado. Sin lo de Monarch, hubiéramos saltado la cifra de los 14 millones y… ¿los cien mil vuelos? Se lo preguntaré en breve, porque tenemos que hablar del proyecto de la segunda pista del aeropuerto y lo de superar las 100.000 operaciones.

En la radiografía del aeropuerto, Tomás Melgar explicó que estamos conectados con 26 países (123 destinos; donde el Reino Unido, con 28, es el principal), en el que operan 42 aerolíneas (de las que 12 son low cost, aunque manejan el 79% de las operaciones), con 217 rutas (28 domésticas y 109 internacionales) donde el 64% de sus pasajeros viene y va por vacaciones; el 15% es de segunda residencia o familias de ellos.

AEROPUERTO-MAPA DE RUTASAsí, con todo, opera 1.900 vuelos a la semana con un movimiento de 270.000 personas por semana, con 36 operaciones a la hora (que aún siguen siendo de 60 minutos).

Melgar define así el ‘estado de salud’ del aeropuerto dela Costa Blanca: “en un año difícil hemos crecido un 2%; bajamos un poco en julio y agosto, pero nos hemos recuperado” .

El 89% del trafico son conexiones internacionales (12’4 millones de pasajeros; casi un 1% más); el 11% restante corresponde a vuelos domésticos (1’59 millones; casi un 12% más).

El Reino Unido supone hoy el 40% del aeropuerto: 5’6 millones de pasajeros. Con Londres (Gatwick, Stansted y Luton, que se vuela a los tres) estamos a nivel de puente aéreo; hay días con una docena de vuelos.

El aeropuerto alicantino es una referencia, como tantos otros, para y por Ryanair con el 30% del tráfico y moviendo 4’2 millones de pasajeros; easyJet está en 1’8 millones y el 13%; Vueling es la tercera aerolínea y mueve 1’4 millones de pasajeros siendo la primera nacional con un poquito más de la mitad de esa cantidad. Norwegian mueve 1’3 millones y Jet2 está en 1’25 millones.

Lo verdaderamente importante del aeropuerto es que, explicó Melgar, “el tráfico británico viene representando entre el 40 y el 50% del total del aeropuerto desde los años 80” y, lo principal es que “el tráfico británico se ha mantenido a través de los años, con variaciones cíclicas menores al resto de países”. Vamos, la fidelidad del post anterior.

AEROPUERTO-BRITÁNICOS 40-50%

El aeropuerto alicantino siempre ha tenido entre un 40 y un 58% de tráfico británico

Y, de cara al Brexit, contó que los escenarios nuevos están en el movimiento de personas, en el movimiento de bienes (aquí entra el equipaje, oiga) y en el sistema de seguridad bajo el planteamiento OSS (One Stop Security) imperante que, para el tema actual del Reino Unido y terceros países se ha solucionado “desde julio 2018 con el nuevo sistema de control de fronteras, tanto de llegada como de salida”. Se trata del sistema ABC (Automatic Border Control System) que opera con 70 nuevas máquinas que se encargan de procesar el pasaporte electrónico y -si no lo han probado ya, sepan que es ‘divertido’, apunto yo- “para escanear el rostro del pasajero y la comprobación de la huella dactilar”. Todo esto, señaló, en coordinación con el Cuerpo Nacional de Policía.

AEROPUERTO-MÁQUINAS

El reconocimiento OSS permite a pasajeros, equipajes y carga que llegan a la UE no ser sometidos nuevamente a dichos controles de seguridad cuando se transfieren a aeropuertos de la UE”, explicó. “La Comisión Europea continúa trabajando en medidas de preparación para garantizar que el Reino Unido permanezca en este régimen”. El tema es la piedra angular. Sabemos, por Melgar que el control de Aduanas está definido, “pero se trabaja aún pendiente del Brexit”.

Operacionalmente, explicó, “habrá una única sala” y coordinación con Guardia Civil y Aduanas-Agencia Estatal de Administración Tributaria.

En fin, que en materia de aeropuerto el tema del Brexit está en que todos coincidimos en que “el mercado británico es muy importante, tanto para el aeropuerto como para la región”. El Altet -yo le seguiré llamando así- es un aeropuerto que usan también manchegos, murcianos, almerienses, etc.

Y así las cosas, Tomás Melgar se mostró optimista: “El turista británico seguirá viniendo a la Costa Blanca sea cual sea el escenario final. Venía antes y seguirá haciéndolo en el futuro”. Fidelidad.

Y su confianza, nos congratula. Además, resulta que “el aeropuerto Alicante-Elche (reproduzco sus palabras) está preparado, desde un punto de vista operativo, para cualquiera de los escenarios posibles”.

La clave para que no tengamos problemas -aún en el peor de los escenarios- es que “funcione la coordinación entre las diferentes administraciones” y en esto, también Melgar, nos trasladó optimismo y confianza.

Tal vez sea porque Melgar está ya en los 112.240 movimientos de aviones al año (aterrizajes y despegues) previstos en el horizonte 2035; año en el que según la documentación consultada, el aeropuerto atenderá a 17 millones de pasajeros.

El de hoy es un aeropuerto coqueto con una sala de facturación de 15.500 m2, 148 mostradores de facturación, 42 puertas de embarque, 21 pasarelas y 25 cintas de recogida de equipajes. Tiene incluso una previsión para la llegada del TRAM y/o el ferrocarril, la gran asignatura pendiente.

Que pendiente queda.

DEL BREXIT; A ESTAS ALTURAS DE MARZO, BAJO LA INCERTIDUMBRE Y CONFIANDO EN LA FIDELIDAD

El jueves fue un día de nivel. La Cátedra Pedro Zaragoza Orts organizó una Jornada Técnica en Benidorm para analizar el mercado británico bajo la pregunta de si ¿Es el Brexit una amenaza para el turismo de Benidorm y de la Costa Blanca?

Y para conocer la respuesta nos dimos cita más de 200 en el Salón de Actos del Ayuntamiento… lo que equivale a lo que ocurrió en el Wanda Metropolitano el domingo 17 de marzo: ¡llenazo!

Toni Mayor, presidente de HOSBEC, abrió turno de saludo señalando la fidelidad de los británicos a Benidorm como antídoto ante el Brexit. El Secretario autonómico Francesc Colomer lo hizo con aquello de “llenar camas es un tema de Estado” porque “llenando camas salvamos el Estado” e insistió en esa fidelidad británica a Benidorm. Concluyó, esperanzado, con un “es muy difícil algún otro caso como el de Benidorm”. Toni Pérez, alcalde de Benidorm, antes de dar paso a los ponentes, señaló “el momento de incertidumbre” por el que pasamos, insistió en la fidelidad y animó a “reposicionarnos y trabajar por ser un mejor destino” porque “las amenazas son muchas”.

Tras esto comenzaron las exposiciones: el abogado Álvaro Ramírez de Haro, del despacho Pérez-Llorca, y los más conocedores del tema turístico del Brexit como el director de la OET Londres, el director del aeropuerto, el experto analítico de Mabrian y la consultora de GFK que ocuparán buena parte de esta reseña en sucesivos Post.

El letrado sacó a pasear la cronología del proceso y terminó con un “no se sabe qué va a pasar: la opción del no-acuerdo toma cuerpo y una prórroga indefinida también es viable. Quienes piden un segundo referéndum tienen posibilidades; las mismas que hay para que declaren una salida unilateral”. Vamos, que hay que dejar esto en manos del pulpo Paul. ¡Cielos, no!; que ya murió.

Y ya todos estábamos pendientes del resto de los ponentes. No es que el letrado no fuera importante, pero el saber qué nos iba a decir el consejero de Turismo director de la OET de Londres, Javier Piñanes, era, a todas luces, mucho más interesante.

BREXIT TURISTAS 2010-2018Venía armado Piñares con una presentación que tardaremos varios días en digerir; pero él señaló los principales datos: 18’5 millones de británicos nos visitaron en 2018. Sí, un 1’6% menos que en 2017, que fueron 18’8 millones. Pero es que con el traspiés de Monarch y la recuperación de las riberas Este y Sur del Mediterráneo es para considerar que hemos estado soberbios. “En 2018, uno de cada cuatro turistas ha sido británico; España es el principal destino”. El 22% de los que salen de las islas británicas por turismo vienen a España. ¿Llamamos a esto fidelidad?; ¿por qué no?

Y encima nos ha ido bien porque -pese a esos 300.000 turistas menos- el gasto total ha pasado de 17.500 millones a 17.900 millones; y el gasto medio de 930 a 973 €/persona; y el gasto diario de 120 a 127 €/díay la estancia se ha mantenido.

BREXIT INFORME SECTORY en enero de 2019 las cosas han ido bien: un 1% más de turistas británicos, un 7% más en el gasto por turista y ha aumentado la estancia hasta los 9 días.

En cuanto a la Comunidad Valenciana, en 2018 recibimos 2’9 millones de británicos (+0’73%) que gastaron 2.559 millones € (+3’9%), aunque el gasto medio (881 €) fue menor que la media de España (973 €), pero el gasto diario mayor (146 €/día frente a 127 €/día). Este 2019 ha comenzado flojito en todos los niveles. “La Comunidad Valenciana -explicó- es la cuarta región que más turistas británicos recibe (15,7% del total hacia España), por detrás de Canarias (27,4%), Baleares (20%) y Andalucía (16,9%) y por delante de Cataluña (11,3%), con un crecimiento con respecto al año anterior (0,7%) sólo superado por Andalucía”. Los turistas británicos representaron el 31,5% del total de extranjeros en la Comunidad Valenciana (2018). Y Piñares dijo que nuestro punto flaco es que “somos la 2ª con una mayor dependencia del turista británico (sólo superada por Canarias)”.

BREXIT CUOTA MERCADOSPiñares, con todos estos datos -y los que maneja-, nos contó que “España es el destino extranjero por excelencia para los británicos”. Fidelidad. Francia ocupa la segunda posición e Italia la tercera, mientras que Irlanda y EE.UU. se disputan la cuarta. Alemania es sexta, Portugal séptima y Grecia décima; que “España se sitúa además como principal destino turístico en el ‘Top of Mind’, como principal país con intención de visita y como principal destino recomendado para viajar (seguido siempre por Francia, EE.UU., Italia y Grecia)”; que “el perfil del turista en España se asemeja, de entre los receptores más importantes, al de Portugal, Grecia y Turquía”; que -y esto es interesante- “Turquía, Egipto y Túnez sufrieron caídas importantes en los últimos años debido a la sensación de inseguridad por la inestabilidad política y el terrorismo” y que por ello “muchas rutas y paquetes se desviaron hacia España y otros destinos mediterráneos”… y ahora viene lo duro: pero que “en la actualidad se observa una recuperación de los mismos que provoca el retorno de los turistas británicos a estos países”.

Que hay que tener en cuenta que “España es un destino asociado con el ‘sol y playa’ y que por ello casi la mitad de los británicos que viajaron a un lugar de costa, lo hicieron a España”; que “el buen clima, la cultura y la gastronomía son los aspectos mejor valorados de España por los británicos”. Además, resulta que, “España es el líder indiscutible en la venta de paquetes vacacionales. La cuota de mercado es del 41% en la temporada Invierno 2018/19 y del 36,5% en Verano 2019”. Lo que nos tranquiliza un poco, pero…

BREXIT ASIENTOS AVIÓNTambién juega a nuestro favor que “la capacidad aérea entre España y Reino Unido es la más elevada entre dos países en el mundo (conexiones regulares entre 28 aeropuertos británicos y 29 españoles)”. Como ya hemos señalado lo de Monarch y la traca emergente, ahora contamos que “en 2017 se pusieron a la venta 25.248.664 plazas desde el Reino Unido y en el 2018 se pusieron casi un 5% menos (que son 1’25 millones) para llegar a los 24 millones de plazas”. Una de cal y otra de arena.

Javier Piñares fue el único de los ponentes que sacó a pasear la importancia de la libra (£) en este proceso y vino a resumir que: “con acuerdo, todo sigue igual y se facilitarán los accesos al territorio UE; sin acuerdo la preocupación se traslada a los viajeros, pero hay que decirles que hay voluntad de acuerdos concretos y un paquete de soluciones a arbitrar”. Es el caso de los visados: “no se exigirán para estancias de menos de 90 días”.

El mayor problema puede estar “en el control de pasaportes” de los aeropuertos, dijo de soslayo mirando al director del aeropuerto a sabiendas de que este tema estaba muy trabajado, como en otro Post veremos. Porque en lo demás, ya se han tomado medidas: “tenemos un año de margen para solucionar detalles de las conexiones aéreas; hay acuerdos de reciprocidad para la tarjeta sanitaria y nueve meses de plazo para adecuar el permiso de conducir”. Ahora bien, toda buena rosa tiene espinas y, por un lado, “no vale el pasaporte para mascotas; se exigirán los certificados” y, por el otro, “está el tema de rooming en los teléfonos móviles; habrá afección, pero las compañías pondrán de su parte para que haya continuidad”.

El sensacionalismo de algunos medios británicos puede ser un escollo sólo comparable a navegar de noche por las Islas Sorlingas sin la luz de Bishop Rock. Los recaditos del Sunday Times han hecho mucho daño y han obligado salir a responder hasta al mismísimo ministro de transportes.

Así las cosas, explicó Piñares, el Verano de 2019 está, ahora mismo, “afectado de incertidumbre”. En nuestro caso, España, “un 7% menos; pero esta situación afecta también a todos nuestros competidores. Bajan aún más Italia y Portugal; Grecia se mantiene y suben Turquía, Egipto y Túnez”. Pero aún es pronto y tenemos a nuestro favor la fidelidad.

Y luego está el tema de “la capacidad: las compañías andan en positivo aumentando el número de asientos”. Aunque, aquí llegados, volvió Piñares a dejarnos fríos: “atención a los grandes TTOO y a las líneas aéreas como Norwegian y Thomas Cook”. No ganamos para sustos.

Tras estos manguerazos de agua fría, elogió Piñares el proceder de Visit Benidorm y su “gestión en RRSS y e-Marketing. Benidorm está trabajando y bien en tecnología y multiproducto” y si a eso añadimos la fidelidad que se manejó tanto al principio de la sesión… no debemos esperar nada malo.

En fin, que con esto de la incertidumbre del Brexit estamos aquí, en Benidorm, como en los siglos XVII y XVIII: pendientes del turco y de los ingleses… y sin nuestro jebeques guardacostas. Eso sí, sonado por todos lados el ‘Alta Fidelidad’ de Mochi cuando presentaba Escala en Hi-Fi.

DE CRISTINA RODRÍGUEZ, M DE ALEJANDRÍA… ¿Y POR QUÉ NO?”

Pasó a tomar un café con nosotros por el Meliá Benidorm, y a presentarnos su obra, Cristina Rodríguez Vicente, una brillante egresada de la UA, Título Superior de Turismo.

M DE ALEJANDRÍA 5

Cristina Martínez (Foto. M. Ayús)

La obra de esta teuladina de familia dedicada al turismo en Moraira, que es mucha en su aún breve carrera por la vida, estaba presente en la mesa de la Tertulia “Los cafés del Meliá”: un abultado currículo, la materialización de una idea que embotella y comercializa como ‘M de Alejandría’ y su hija Cristina que la ha acompañado en la quimera y ayer soportó estoicamente el cúmulo de vivencias, opiniones y preguntas que saltaban de lado a lado de la mesa; y al final nos hizo partícipes de su ilusión por ampliar el proyecto vitivinícola que, a sus 14 años, asume con naturalidad.

Cristina se especializó en Turismo para poner en marcha su empresa de Consultoría y Asesoramiento Turístico. Hoteles, Empresas, Destinos Turísticos y Formación, tras pasar por tres años en la inspección de Turismo en Benidorm. Comenzó su aventura dirigiendo hoteles pequeños –Cases de Sant Jaume, Benissa y La Posada del Mar, Denia- para iniciarse como directora de calidad en un gran hotel como el Meliá Altea Hills y de ahí pasó, como subdirectora a la cadena AR Hoteles, de Calpe, y directora del Diamante Beach, también en Calpe. Después, como consultora, se centró en el asesoramiento turístico en Villena, Monforte y Guadalest, un buen número de empresas y hoteles -Jávea, Biar, Alcalalí, Marrakech, Ibi, Teulada, Moraira…- donde, dijo, “busco empresas singulares para que den lo mejor”… Hasta que ella un buen día –¿y por qué no?, como siempre decía su padre- se embarca en el proyecto ‘M de Alejandría’.

M DE ALEJANDRÍA 3

Tertulianos en tertulia (Foto: M. Ayús)

Mostró su satisfacción por haber coincidido durante sus estudios de Turismo con un alumno sui géneris como Pedro, don Pedro, Zaragoza: “aprendí más en los viajes camino de la Universidad con él, que en las aulas”. Es más, nos dijo que “en el vino M de Alejandría hay mucho de lo que hablaba don Pedro”.

M DE ALEJANDRÍA 4Y hablamos del vino, su pasión. Su padre, al que recordó emocionada toda la tarde, “tenía en mente hacer un vino al estilo de antes”, nos dijo. Y cuando este faltó ella veía esa hectárea y media en derredor de la cas y se dijo: “¿Y por qué no?

Un amigo del padre, José Ivars, elaboraba su vino y cada Navidad lo ofrecía a la familia. Cristina quería emularle, cuando menos. Y, ¿por qué no?, en 2014 comenzaron a cruzarse en su camino las personas que le llevaron a ello. Un alemán le habló de los ice wine/vins de glacier y alguien la condujo hasta el enólogo Daniel Belda. Y a Fontnars dels Alforins que se nos fue Cristina a plantearle el reto al enólogo. Ahora Cristina, con el buen hacer de Daniel, hace lo que los expertos llaman un vino crioconcentrado porque aquí, el punto de congelación de la uva se lo da el camión frigorífico que a pie de viña, con una vendimia a primerísima hora de la mañana, deja el grano tiritando a -7ºC emulando la helada natural de la fría Europa central.

Trabaja Cristina con uva Moscatel, una variedad de la vitis vinífera de las pocas que quedan sin modificar genéticamente. Dicen que Cleopatra bebía vino elaborado con moscatel en la Isla de Samos, que entraba por el gran puerto de Alejandría… pero esta variedad tiene su origen a lo largo y ancho de la franja costera del norte de África… muy trabajada por los romanos -moscatel romano- pero no descrita hasta el siglo XIII en que un franciscano escolástico, Bartholomeus Anglicus (vamos, Bartolomé el inglés) la describe en su obra “Sobre las propiedades de las cosas”, editada en Magdeburgo, en la Sajonia que hace frontera con Chequia.

Aquí, en la Marina Alta, Cristina arrancó las viejas cepas y plantó nuevas para conseguir una primera vendimia exploratoria en 2016 donde se superaron con creces las expectativas de su ice wine. Y en 2017 ya consiguieron 1.200 botellas, siempre numeradas, a las que con mimo se les dotó del nombre: ‘M de Alejandría’ en un diseño de Alba López. Todo muy grupal, con sus amigos.

M de Alejandría es M de mujer, M de madre y M de momentos a compartir con este moscatel pajizo e intenso; un vino diferente, con tapón de cristal y maridaje gourmet”.

Las primeras 50 botellas de ‘M de Alejandría’ 2017 tuvieron su protagonismo y ritual: “la número 1 para mi padre, la 2 para mi madre -la parte prudente del proceso- y la 3 para mi hija”.

2018 ha traído la segunda vendimia y 2.400 botella y “hasta madrina de la vendimia: Meritxel López”.

Cristina se muestra orgullosa de su vino gourmet que ya cuenta “con cinco puntos de venta en Madrid” y exultante recuerda que “en la cena los estrellas Michelín el propio Rafael Ansón calificó M de Alejandría ‘como un vino sublime’”.

M DE ALEJANDRÍA 2

Tertulia “Los cafés del Meliá” (Foto: M. Ayús)

Ahora mismo tiene peticiones de Italia, Francia y China, pero una mínima producción “y apuesta firme y decidida por la calidad; no vamos a aumentar la producción más allá de las 10.000 botellas en años sucesivos; lo que la viña nos produzca. Mandan la vid y el vino”.

Recordó que “M de Alejandría nace de un sueño”. Y tomando a Dalí, contó que “un vino requiere de un loco -loca, en este caso- para crecer, de una sabio -la figura de su padre siempre presente- para velar por él, de un lúcido para elaborarlo -el enólogo Daniel Belda- y de un amante -Ud. mismo/a- para entenderlo”. Muy respetuosa con las tradiciones, sabiendo que “el moscatel, si no tiene el mar cerca, entristece y llora”, señaló que “las raíces son fundamentales pero que, sin olvidarlas, hay que ir con los tiempos”.

Como siempre pasa en la Tertulia, hablamos de mucho. Claro, siendo ella asesora en materia de Turismo, el turismo centró la otra mitad de la tertulia. En turismo, Cristina recomendó “atención exquisita, formación, idiomas y apostar siempre por la calidad; superar las expectativas de los clientes”. Sentención con aquello de que “la categoría de un hotel no está en las estrellas de la fachada”… Y nos anunció que su más inmediato proyecto pasa por implicarse en el enohotel de Daniel Belda, en Fontanars dels Alforins en La Vall d’Albaida.

Con un maravilloso regusto tras probar ‘M de Alejandría’ cerramos el viernes 15 de marzo una tertulia en el Meliá Benidorm donde cambiamos el café con una copa del vino moscatel de Cristina para el que pide dignidad y ofrece la mayor calidad: “hay que acostumbrarse a degustar un buen moscatel; marida bien con muchos platos”.

Suerte Cristina. Pero ya sabes: ¿Y por qué no? Lo tuyo es autenticidad y ya cuentas con el premio Desafío Mujer Rural.

 

 

 

DE ENRIQUE BALLESTER; IMPLICACIÓN POR BENIDORM

Memorable la tertulia del viernes 8 de marzo en el Meliá Benidorm. Pasó a tomar café con nosotros el empresario Enrique Ballester Chofre y se nos reincorporó un tertuliano de pro como es Pepe Soriano, purpurado y todo.

ENRIQUE BALLESTER 001

Enrique Ballester Chofre

Enrique nos trasladó a su Argelia natal -previa al proceso de descolonización y la independencia- con tal precisión que me pareció volver a sumergirme en las páginas de la trilogía de Jean Lartéguy. Tras el fracaso en Indochina (1946-54; contra el Viet Minh de Ho Chi Minh), Francia se volcó con su riquísima colonia y no estaba dispuesta a que los seguidores de Messali Hadj -y después del FNL (Frente Nacional de Liberación con Ahmed Ben Bella -íntimo amigo de Nasser-, Yaced Saadi, Larbi Ben M’hidi y algunos otros) controlaban el país.

Total que, tras el impulso independentista mundial emanado de la Conferencia de Bandung (1955; Nasser, Nehru y Sukarno & Co.), estos grupos, de tutela comunista, se hicieron con el país por las bravas hostigando al Ejército en su particular guerra de atentados donde la OAS (Organización del Ejército Secreto) replicó de forma muy activa.

Es una lástima que ese conflicto, y otros (como la Guerra de Ifni y la independencia de Marruecos), no tenga más estudios y análisis porque de una manera u otro, somos protagonistas.

El caso es que en la Tertulia ‘Los cafés del Meliá, sea como fuere, de la mano de Enrique Ballester paseamos por todos aquellos escenarios que Lartéguy regala en sus libros al coronel Pierre Raspeguy, al capitán Boisfeuras y al teniente Esclavier; casi nos sentimos como Philippe Esclavier conduciendo un MG negro biplaza, como el que tuvo Enrique, por el Boulevard Sadi Carnot, entre el puerto y los edificios Haussmann que lo admiran. ¿O es al revés?

Enrique Ballester Chofre es un benidormer nacido allá, de padres de por aquí. Él, Enrique Ballester Berenguer, de Villena, que conoció la fabricación del calzado en Elche. Ella, María Chofre Arlandis, de Vergel (El Verger); ambos, de la provincia de Alicante tan acostumbrada desde el último tercio del XIX a una tradicional migración -temporera o permanente- a las feraces tierras argelinas de la primera franja costera del Tell e incluso más al interior, tras el Atlas telliano, las Hauts Plateaux; la meseta. Allí, en Argelia, los Ballester-Chofre, montaron su parador (hotelito-cafetería) en un punto clave de la ruta antes de acometer las montañas de la plana media y llegaron sus tres hijos, de los que Enrique es el menor.

Narraba feliz Enrique en la tertulia los días de colegio y de instituto en Argel donde concluyó su formación académica; una ciudad donde italianos, franceses y españoles componían el espectro principal de ciudadanía “donde los panaderos eran de Polop y los charcuteros de La Nucía”, relataba Enrique. Y, de repente -le cambia la voz-: “el 27 de junio de 1962 conseguí salir del aeropuerto de Argel con el uniforme de mecánico de Air France”. Y narró el episodio de una semana de incertidumbre entre aviones y campos de aviación más que aeropuertos. De aquí para allá siete días -Ouargla, Biskra, etc.- en una etapa histórica durísima en la que un millón de europeos salieron de Argelia en algo más tres semanas; y muchos de ellos con lo puesto.

ENRIQUE BALLESTER 002

Tertulianos en tertulia

Sus padres aguantaron un poco más; en los pueblos había otra consideración y lazos de amistad. Pero en noviembre de 1962 también salieron como pudieron rumbo a Marsella donde se establecieron. Enrique ingresó en la Escuela de Comercio de París y sus padres, al poco, recalaron en Alicante donde en unos meses vieron las oportunidades que ofrecía aquél Benidorm a medio hacer de principios de los años 60.

Lo primero que hizo Enrique Ballester, padre, fue montar una agencia inmobiliaria. “Un despacho en el Edificio Astoria, donde mi padre se animó a construir”. Enrique Ballester, hijo, llega a Benidorm en 1965 y se une a su padre: “se vendían los apartamentos sobre plano; el primer edificio fue el Odeman, en lo que había sido una almazara; y después el Edificio Ensenada, sobre lo que fue el cine Ronda”. Y así va desgranando Enrique la etapa de su padre como promotor y con la Agencia Cano: que si el Rincón Español en la calle Ruzafa, que si el Ílice, el Copacabana, el Flecha… “440 apartamentos entre 1964 y 1966”. Y en cada uno de ellos cuenta una anécdota relacionada con su padre “elegante, relaciones públicas y muy buena persona” que varios de los tertulianos -que lo conocieron- refrendan asintiendo con la cabeza. Entre ellos, el amigo Cecilio González que bien conoció al padre y que en aquella agencia, me decía en la Tertulia -donde Manolo Pino, dijo, también oficiaba-, inició sus adquisiciones. ¡Cómo no contarlo, si lo tenía al lado como corroborador de lo que se decía y como asesor áulico!

ENRIQUE BALLESTER 003

Pepe Soriano, Enrique Ballester, Pepe Albero, Branislav Djordjevic, Cecilio González (mi asesor áulico) & Me. (Fotos: Mario Ayús, quien, obviamente, nunca sale en las fotos tertulianas)

Los Ballester tenían su visión de futuro. En el edificio Flecha planifican un garaje de 8.000 metros cuadrados que no había forma de llenar en aquellos días: “no había tantos coches en Benidorm”. De ahí, de ese espacio, surge la vinculación con la automoción de los Ballester. “Y como no había en Benidorm taller de chapa, que había que ir a Villajoyosa, comenzamos”. Y comenzaron con Austin/Morris -tal vez, digo yo, recordando aquél MG negro primero de las calles de Argel- y le sumaron la división náutica, surgiendo en 1972 Autonáutica, que fue concesionario Ford en 1976 recién establecida la norteamericana en Almussafes y que hoy suma otras marcas como Mazda y Land Rover.

Y con Enrique Ballester hablamos de decenas de aventuras (Mercadillo Plaza o un prototipo de coche) y de grandes obras como el Club Rotario de Benidorm, del que fue fundador, o del Bingo y el apoyo al Centro Doble Amor con el que la familia Ballester tiene una especial querencia. El altruismo y las ganas de colaborar, el implicarse en cuestiones de humanidad, le estimula.

Sobre Argelia, uno de los países más ricos de África, nos hizo una ponencia etnográfica de primer nivel. Creo que aún le duele, pero lo ha superado. Vive el presente en Benidorm.

Y en Benidorm, de todo lo que ha emprendido Enrique en Benidorm, tiene aún pendiente un tema en lo que llamamos Zona Industrial sobre unos terrenos de la zona norte que su padre vendió a unos armenios y él recompró; un proyecto que lleva 27 años -¡sí, sí, veintisiete años!- para resolverse, marcado por cerrazones incomprensibles, tendidos eléctricos con impedimentos o vías pecuarias olvidadas más de un siglo que marcan retrasos continuados. Pero, como se dice por ahí, el que la sigue la consigue y Enrique Ballester seguirá en ello. No entiende cómo, con la absoluta conformidad de propietarios y Ayuntamiento, aún quede un escollo en una administración superior. Ni él, ni nadie. Y van pasando los días y Unibail-Rodamco quemando cartuchos y varios empresarios, como él, consumiendo paciencia.

Lo que sí dejó claro Enrique es que nunca le ha tentado el sector hotelero y sí, y mucho, todo lo que tenga que ver con Benidorm. La fundación de la peña “Los Fenicios”, su implicación en las Fiestas Patronales, su obsesión por controlar el tema de los cohetes borrachos, su breve paso por el mundo de la noche con la discoteca Jimmy’s, la de amigos que ha hecho -a los que citó por su nombre poniendo la guinda de la fecha-, las ocasiones en que ha vuelto a Argelia, su preocupación por el Centro Doble Amor, y su perfecto conocimiento de lo que pasa en esta ciudad, por la vertiente económica y empresarial, en el último medio siglo.

Vino a tomar café con nosotros en el Meliá Benidorm y vivimos una tarde memorable con Enrique Ballester Chofre, un benidormer que domina el Tell y el Atlas argelino tanto como lo que ocurre en Benidorm y la Marina Baixa.

DE CUANDO LOS YANQUIS SALUDABAN A SU BANDERA BRAZO EN ALTO; DEL SALUDO BELLAMY

Casi se nos va de la manos el vermú de hoy.

Cuando las cosas de la política entran por la puerta, sale el oremus por ventana; y no regresa más. Vamos, que lo perdemos.

A puntito hemos estado de romper este grupito de vermú de fin de semana.

La cosa comenzó -todos varones- con que si hoy es 8 de marzo y sus cosas; que si la mujer trabajadora, que si la mujer en general, que si la brecha salarial, que si manifestación, que si concentración, que si unos la apoyan, que si otros no… Subió de tono la cosa… El ‘Gol Sur’ del vermú metió en escena al “demonio yanqui” y el manómetro colocó la aguja ya sobrepasando la franja amarilla… y esta siguió subiendo hasta que Carlangas, como siempre -un iluminado-, tiró de móvil y enseñó una foto “de los años 30”, dijo, de niños norteamericanos “haciendo el saludo nazi” y la olla explotó con las maldades del Tío Sam.

Carlangas tira para el monte en cuanto puede. Los estragos de la LOGSE.

Por partes: primero el oremus, que casi se pierde (y con él, las amistades de tantos años y tanto vermú a cuestas) y luego lo del brazo (derecho) en alto de los USA; que mira que está mal visto. Pero todo a su momento.

Primero, como decía, lo del oremus y su posible pérdida. Pocos saben, la verdad sea dicha, lo que era el misal, el voluminoso misal que seguía -y sigue- al pie de la letra el sacerdote con su bien surtido grupo de las cintas marcadoras, de tela y con vivos colores, que llevan al oficiante de ceremonias a lecturas y oraciones; y de ellas a rúbricas para oficiar el rito y que, aunque no llegan al nivel de las que prende mi capa de tuno, son un buen número. Y el oficiante va de cinta en cinta volteando las páginas del libro de allá para acá. Pues cada una de esa cintas reciben el nombre de oremus y cuando no se colocaba bien el oremus en el lateral o el oremus no sobresalía lo suficiente, el oficiante perdía un tiempo tremendo, en mitad de la ceremonia, para enlazar las partes de la celebración y concluir cumpliendo el rito, lo que era un desastre.

Este perder el oremus va en la consideración de perder los papeles, como explicó en su día Salvador Alsius en “De la misa la mitad”, que en la versión catalana original es más elocuente (y más largo): “Hem perdut l’oremus. Petita enciclopèdia de la cultura catòlica, per a joves que no saben i grans que no recorden”.

Pues eso: cultureta católica para jóvenes que no saben y mayores que no recuerdan… como los que estábamos de plática subida de tono en el vermú.

Y, dicho esto, ahora a lo mollar: Lo del saludo ‘nazi’ y los yanquis. Por existir, existe hasta un Partido Nazi Americano (ANP), fundado en 1959, que se mantiene, elección tras elección, pero si marcar tendencia ni nada. Pero lo del saludo es anterior, muy anterior y nada tiene que ver con ellos.

Por ahí llaman saludo romano al que dicen se efectuaba extendiendo el brazo derecho hacia adelante y hacia arriba en un ángulo indeterminado (40 a 45º), de manera recta, con la palma de la mano hacia abajo. A pesar del nombre –saludo romano– no está debidamente acreditado que en la antigua Roma se utilizara como forma “oficial” de saludo, aunque existen numerosos testimonios en esculturas y bajorrelieves de su empleo durante el Imperio Romano. Cuentan que ante el emperador, como demostración de que no llevabas armas, era habitual. Pero, ojo, que el saludo militar romano por excelencia entre soldados y oficiales era llevarse la mano derecha a la cabeza y apoyar los dedos índice y corazón -con la mano plana- en la galeta del casco. Prácticamente como ahora.

Con el tiempo ya se inventó lo de la sumisión divina y los tres dedos (pulgar, índice y corazón) amparándose en la Santísima Trinidad antes de entrar en combate, cerrando los otros dos de la mano, que aún hoy practican algunos Ejércitos del Mundo. Me dicen que lo polacos, por ejemplo.

Y lo de los yanquis tiene su historieta también y nuestro Cristóbal Colón, de oficio descubridor por medio, parte de la culpa.

En su defensa diremos que los yanquis implantan el saludo romano antes que las fasci de combattimento de Mussolini, que lo hacen al inicio de la segunda década del XX. Y si nos ponemos tiquismiquis, y con el pintor Jacques-Louis David como testigo pictórico, antes lo hacen los soldados de Napoleón a principios del XIX. Vamos, que eso de levantar el brazo derecho tiene su pasado.

Y a ello voy. En 1891, el dueño de la revista Youth’s Companion (1827-1929), contrata a Francis Julius Bellamy, un ministro religioso baptista del movimiento social-cristiano, para implantar doctrina nacionalista yanqui. Y este se inventa el Juramento de Lealtad a la Bandera que se hacía en las escuelas. Y en 1892, de cara al IV Centenario del descubrimiento de América por Cristóbal Colón, Bellamy potencia el juramento escolar… y la venta de banderas.

Por aquél entonces y hasta hace nada los yankees apreciaban mucho al descubridor. De hecho el Monumento a la Fe descubridora (1929), de la Punta del Sebo -allí donde confluyen el Tinto y el Odiel- es obra de Gertrude Vanderbilt Whitney, escultora americana, discípula de Rodin en Paris, Hija Adoptiva de la ciudad de Huelva. Y el pagano, la Columbus Memorial Foundation.

Y el pastor baptista Bellamy en base a don Cristóbal y de cara a la Exposición Internacional de Chicago (1893) consiguió el apoyo institucional del Congreso de los EEUU para que el saludo a la bandera se hiciera de continuo y muy especialmente el 12 de octubre en todas las escuelas norteamericanas extendiendo el brazo derecho hacia la bandera y con un pequeño texto recitado.

Y por ahí están dando vueltas las fotos, como las que exhibía el bueno de Carlangas en su móvil, de las criaturitas yanquis -y la población en general- saludando a la bandera de las barras y estrellas en cualquier aula y acto…

bellamy-1.jpg

Y aunque se aplicó una variación respecto a la palma de la mano como si si estuviera declamando, en diciembre de 1942, con la que estaba cayendo por el corazón de Europa, el Congreso de los Estados Unidos enmendó el Código de la Bandera y cambió el ‘Saludo Bellamy’ brazo el ristre por colocar la mano derecha sobre el corazón y que es lo que vemos a diario en los civiles estadounidenses cuando saludan a su bandera en actos públicos y oficiales.

BELLAMY 2

Me da una rabia tremenda que Carlangas -y tantos otros Carlangas que hay sueltos por el mundo- cojan del FB y de otras redes sociales todo lo que les llega y lo crea a pie juntillas sin encargar a la neurona un mínimo ejercicio de comprensión. Y luego que lo difunda como dogma de fe.

El vermú de hoy ha servido para que Carlangas se la envainara.

Sí, los nazis también han hecho que el ‘saludo romano’ esté hoy mal considerado.
Ah, el vermú artesano Puig Campana nos hizo encontrar, aunque tarde, el oremus y hemos terminado bien la cosa: Carlangas ha prometido no creerse de primeras todo lo que le llega pero… es tan débil la carne que… ¡ni te cuento la neurona!

 

 

 

CON EL ALCALDE DE BENIDORM; UNA CITA TRADICIONAL EN LA TERTULIA. CON TONI PÉREZ

TONI PEREZ 2Pues sí, un año más, al comenzar el año -en enero-, programamos que pasara a tomar café con nosotros, por el Meliá Benidorm, el alcalde de Benidorm cumpliendo la tradición de abrir el segundo trimestre tertuliano de la temporada… Pero esta vez fue en febrero. Lo del certificado DTI, primero del mundo mundial, y la visita del Rey a Alicante alteró el calendario. Y entonces programamos a Celia Romero, que nos explicó de que va eso del DTI y lo que costó conseguirlo. Y después todos se fueron a FITUR y nos metimos ya en febrero… y el mismísimo primero de febrero pasó a tomar café con nosotros -a “Los cafés del Meliá”- el alcalde Benidorm, Toni Pérez.

Con la ciudad patas arriba y a menos de cinco meses para la cita de las Municipales’19, entramos en tromba sobre las obras. Se trata, explicó el alcade, de un plan estratégico de obras “sometido a la Agenda de la UE y muy bien diseñado cronológicamente que arrancó en 2016 y se acomodó a los presupuestos”. Clave en el proceso es que “no ejecutamos obras contra deuda bancaria”.

Y en este aspecto, en el de la deuda, explicó: “hemos rebajado la deuda relativa al Plan de Ajuste de enero 2015 a noviembre 2018 en más de 44 millones”. Y abundó: “el objetivo era y es hacer cosas sin subir impuestos, pero tampoco podemos bajarlos. Y estamos cumpliendo”. Así, “hemos conseguido generar menos deuda con más inversión: sobre los 40 millones desde 2016”.

Y como ya andamos todos pensando en el mes de mayo -y en la Tertulia, confeccionando el calendario para las -hasta el momento- 11 posibles candidaturas, Toni Pérez nos decía que “algunos dan ya por amortizada la Administración, pero nosotros sólo pensamos en acabar las obras que tenemos en marcha y que Semana Santa es la fecha”.

Y como habíamos mentado ‘el parné’, Toni Pérez recordó el caso del transporte escolar: “no recuerdo un momento de más recortes en Educación que desde septiembre de 2015, pero ahí ha estado el Ayuntamiento y ha solucionado las becas de transporte”.

Y hablamos del gran logro: la certificación de primer Destino Turístico Inteligente. El alcalde lo explicó: “no dábamos, por población, la talla para una Smart City, campo en donde otras ciudades, capitales de provincia, nos llevaban la delantera; pero apareció el concepto Destino Turístico y ahí ya nadie nos podía ganar. Nos lanzamos a la aventura y trabajamos muy duro”. Y, como le pregunté a Celia Romero: ‘Y, a la ‘tía María’ de turno, ¿en qué le va a beneficiar ser DTI certificado?’. Toni Pérez respondió veloz: “como mínimo, en gobernanza; en la forma de gestionar los recursos”. Y ahí ya salieron las cuestiones de la eficiencia energética, el tratamiento de aguas, los temas de alojamiento, etc., etc. Hablamos de la Smart Office y todo, saliendo a relucir las cuestiones de liderazgo de la ciudad.

Y ese liderazgo también se ha llevado a la accesibilidad: “todas las intervenciones en la vía pública tienden a la Cota 0; el barrio de Els Tolls ya es 100% accesible certificado”.

Y metido en faena e imbuido por el espíritu de la innovación y lo que se avecina, Toni Pérez, ante la espada de Damocles que exhibimos con los carriles bici -100 km ya- nos dijo con rotundidad: “vamos hacia una ciudad sin coches; ya verán”. ¡Ojo: sin coches! Y, cómo no: “una ciudad que será en altura”.

TONI PEREZ 1

Toni Pérez, en la tertulia (Foto M. Ayús)

Hablamos del Centro Cultural de la Avda. de Europa. Toni Pérez comenzó el relato en 2013 y los 19 millones de la Generalitat ante los 45 del total de la obra. Y luego recordó el copetín de HOSBEC en el CdT con el presidente Ximo Puig y la oferta que él le hizo: “terminar el IES ‘Pere Mª Orts’ con 1 millón y lo prioritario del Centro Cultural -una hoja de ruta con fechas- y el ayuntamiento no iba a entrar en conflicto”. Hay un dinero, de la venta de terrenos en el entorno de Terra Mítica y Toni Pérez confía “en que la Generalitat cumpla: que tapen el esqueleto y lo limpien”. Para mediados de este mes de febrero, confía el alcalde, esté listo.

Hablamos de lo que en Turismo suponen el mercado británico y la competencia de regiones de Turquía: “en Semana Santa haremos una campaña en el mercado británico”.

Defendió el alquiler turístico “porque hay mercado para todos, pero cumpliendo la normativa y la legislación vigente” y recordó que el Ayuntamiento “ya tramita el certificado de compatibilidad”. Pero fue rotundo: “cada modelo alojativo tiene su cliente y su modelo de consumo, pero el objetivo es que no haya anidad alojativa sin estar dada de alta y cumpliendo requisitos”. Señaló también dos claves en este asunto: un “rotundo NO a la hotelización del suelo residencial” y que “hay que regular la estancia en mínimos: no podemos ser nichos de despedidas de soltero y fiestas de fin de semana”.

Hablamos de todo; nada se quedó en el tintero. División de opiniones, absurda división de opiniones del sector ‘kulturetha’ de la Tertulia (Sí, tenemos un poema de varios versos sueltos que no se ponen de acuerdo ni entre ellos y ni justificándolos como rima asonante suenan melodiosos). Desde luego que Euterpe y Polymnia lo tienen crudo con un servidor y la mayoría de los tertulianos y, lo lamento Pepe, pero creo que exista musa para la pintura porque ni para los griegos era un arte; tan solo un oficio.

Y, tras lanzar el torpedo bajo la línea de flotación de la barca de algunos tertulianos, hablamos hasta de los problemas de Benidorm. El más acuciante es, reconoció el alcalde, el de la limpieza. Recordó Toni Pérez que “el de la basura es un problema contractual: en 2012 se rebajó el importe del contrato un 25% y la empresa bajó un 25% el nivel de prestaciones”. Y lo más grave es que eso “sólo supuso una bajada de 1€/mes en el recibo”.

Hablamos largo y tendido de esta tema y en esto que Toni Pérez dejó caer una esperada carga de profundidad: “el contrato debe subir entre 1 y 2 millones más; y eso hay que pagarlo”.

Hasta de nombres de calles hablamos; que pendientes hay varios y… nos dieron las tantas y lo dejamos. Hay vida más allá de la tertulia “Los cafés del Meliá”… y en mayo lo volveremos a tener en la tertulia en clave electoral…

DE UNA MÁS DEL TREN BOTIJO

Del tren botijo ya he dejado en este blog, al menos -que yo recuerde-, un par de post: por su 120 Aniversario y sobre un reportaje en un ABC antiguo. Me suena alguno más, pero con más de mil no doy con la tecla.

Esta vez me dado de bruces con una “Crónica de Alicante” de Ramón Bonafats, de 1914, publicada en el Eco de Benidorm, de la tercera semana de agosto.

No me atrevo a calificarla; entra de una forma y sale de otra. Ustedes mismos.

“Un ‘botijo’ es uno de esos trenes abarrotados, hacinados de viajeros que por pequeña cantidad trae madrileños, gente castiza y de humor, que han sabido ahorrar para divertirse estrujado y ahogado en este clima. Sí, vayamos a esperarlos y en ellos esperamos la alegría ya que esto es una de las notas más salientes de esta temporada.
Sigamos sus movimientos, los pasos del Madrid trabajador que, a él que visita nuestras playas, del Madrid castizo, lleno de picardía y de gracia innata y a través de sus dichos observarías su ingenio y su desenvoltura… pit… pit..
Ya está en agujas el tren; ya trepita el suelo a su paso, ya se acerca mansurrón y despacio. Ya están abiertas las portezuelas antes de parar. Los prisioneros, en estos departamentos de los vagones repugnantes desean salir de la ‘cárcel móvil’…
La caravana de veraneantes se precipita en el andén; los coches se llenan y el ruido estrepitoso de los vehículos se escucha por algún tiempo. Al rato, la calle y los balnearios son asaltados por estos cortesanos humildes que quieren zambullirse y disfrutar de este mar bendito y no en el Manzanares ‘aprendiz de río’, como lo llamó Quevedo.
Sus juegos y sus chácharas se escuchan en todos sitios, en la calle, en el paseo, en la playa y sobre todo en este, que acoge sus cuerpos, blandamente mejor que el lecho de plumas y respeta sus carnes en medio del júbilo y la algazara más enorme. Y Madrid rumba nuestros oídos estos meses de baños y el Madrid de Arapiles y Embajadores vive con nosotros, y levantinos y castellanos gozan siempre temiendo llegue el momento que les separe, el momento clásico en que con el botijo y la sandía salga el tren alborotado”.

tren botijo 1 estaciÓn
El caso es que este Bonafats, entiendo yo, comienza gruñendo por la llegada y se muestra reacio a que se vayan porque son, señala, “gente castiza y de humor” muy en la tónica del costumbrismo y el buen ánimo de las corralas que le hemos leído a otros. Esto, además, evidencia -elemental, querido Watson- que los de Alicante siempre hemos sido un poco siesos. Los de Alicante; no los de Benidorm que, como los de Bilbao, nacen donde les da la gana… y terminan en Benidorm.

Y vuelvo al tren botijo y a la gente divertida. Ya en 1909 se decía que sólo mentar el “‘tren Botijo’ es sinónimo de tren de alegría, de bulla, de gresca continuada”. Cita que aparece, leo, en una reseña de 1909; pero de otro “botijo” que desde Salamanca llevaba a los touristas a Santander. Ah, y gresca también tiene la acepción de “bulla y algaraza” (además, de pelea y riña; cosas del castellano).

Y una vez más que vuelvo al ‘tren botijo’, al genuino ‘tren botijo’ y la ‘orden botijeril’ que es la de aquí; la del periodista Ramiro Mestre con destino a Alicante.

tren botijo 2 periÓdico
El jueves 7 de septiembre de 1893, de la mano del propio Ramiro, La Correspondencia de España, diario político y de noticias (para más inri), en portada traía un reportaje sobre el segundo tren Botijo Expreso. A los integrantes del grupo excursionista los llama “los botijeristas”.

El contingente de esta segunda hornada ha sido menor que el del 20 del pasado mes; pero está compuesta de personas de muy buen humor y de indiscutible gracia”.

Gracias a este reseña en prensa sabemos que en Alicante, aquellos días, operaban once balnearios y que los había de más y menos postín. A los primeros correspondían Diana, La Alianza, La Esperanza, La Confianza y La Estrella; y a los segundos La Florida, La Rosa, (el más popular), Delicias, Guillermo, del Almirante y Baños de Madrid. Y, en Benidorm, cuando menos, los Baños de Ronda; los del eslogan “¡Con que a veranear, a veranear, Benidorm!

tren botijo 3 balnearios del postiguet alicantino

Balnearios Alicantinos de las Playa del Postiguet a finales del XIX

En septiembre de 1893 los dueños de aquellos balnearios confiesan a Ramiro Mestre que “notan la falta de bañistas procedentes de Novelda, Sax, Caudete, Villena, Almansa y Alpera” y cifran el descenso “en 4.000 viajeros”; y también bajó la afluencia de madrileños.

Y Mestre viene a señalar que su idea es buena al reflejar que “los dos últimos ‘trenes botijo’ son los que han animado algún tanto esta hermosa playa, la cual ha estado el mes de agosto muy poco concurrida”.

Y da la explicación: “Gran número de los botijeristas llegados ayer no se han quedado en Alicante sino que unos han marchado a los pueblos inmediatos… … …de los cuales regresarán a esta el 12 para aprovechar las doce pesetas”, que era el precio del paquete ferroviario.

tren botijo 5 bnd 1894

Benidorm, desde la playa de Poniente, el 17 de julio de 1894

Y añade: “Como ya no habrá más trenes de mil doscientos céntimos de peseta, con esta última emisión de excursionistas quedará concluida la temporada hasta el año próximo” .

Y hubo más temporadas y aquello fue un éxito afianzado con el despuntar del siglo XX; porque estábamos hablando de finales del XIX… muchas horas de traqueteo en tren y otras más en diligencia hasta llegar a Benidorm.

Había que tener ganas… y pertenecer a la Orden Botijeril.

DE CELIA ROMERO Y EL CERTIFICADO DTI PARA BENIDORM, EL PRIMERO DEL MUNDO

Volvimos al Meliá Benidorm para retomar el curso de las tertulias y lo hicimos con una número 1. La tradición manda que sea una autoridad la que abra el ciclo anual. Y ¡qué mayor autoridad que la de Celia Romero!

celia 1Benidormense, desde los cuatro años, Celia es licenciada en Empresariales mientras oficia de doctoranda en estos días. Gerenció un grupo de empresas centradas en tecnologías turísticas (como beta tester) y desde 2014 es la CEO-cofunder de Inteligencia Turística, artífice de la coordinación para la consecución para Benidorm del primer certificado DTI del Mundo. Le acompañaba Fernando Molina con quien desarrolla sus proyectos profesionales y de vida.

En “Los cafés del Meliá” había -y sigue habiendo- división de opiniones tertulianas sobre el concepto DTI y lo que reporta; más bien sobre lo que reporta al común de los mortales locales. A pesar de la existencia de algún neandertal tecnológico (incluso hay uno que se define como analfabeto tecnológico) y que en el ambiente tertuliano hay algún que otro techno-cromañón, en líneas generales, estamos -así que así- en el nivel de homo Smart-sapiens. Así que, en líneas generales, los especímenes de homo sapiens tertuliensis intentamos, con las explicaciones de Celia, llenar algunas de nuestras muchas lagunas cerebrales.

Que “el turismo necesita tecnología” y que “la toma de decisiones en el sector turístico -hasta hace poco- no estaba sustentada en ella” era buenas premisas de las que partir; y la mitad de los tertulianos han vivido esos días. Y Celia comenzó recordando su paso por el Hotel Agir, lo que le animó a adentrarse en la cuestión de los datos, su gestión, la incidencia en la toma de decisiones, el Big Data y la Inteligencia Turística. Y dio la casualidad que fue invitada al Foro Internacional de Turismo de Benidorm (2016) para hablar de IT (Inteligencia Turística). Le pidieron una exposición de diez minutos.

Pasó de la cuestión horaria (‘minutaria’, deberíamos decir, 10′) y se explayó en el tema con tal pasión que al terminar Leire Bilbao (Visit Benidorm) le animó a sumarse al proyecto Big Data que acababa de comenzar Benidorm. En otra ocasión animó al alcalde Toni Pérez a quedarse a una de sus charlas porque “lo que vas a escuchar -le dijo, con total seguridad- es el futuro de Benidorm”. Y el alcalde se quedó y… Benidorm se embarcó en el proyecto.

Celia Romero e Inteligencia Turística han redactado la norma TDI y el esquema Benidorm TDI ha sido asumido por la Secretaría de Estado de Turismo para la Agenda Digital.

CELIA 3.jpg

Hay ciudades inteligentes que tecnifican y hacen la vida más fácil; nosotros hemos ampliado las fronteras hacia todos los ciclos del viaje de nuestros visitantes y los ciudadanos de Benidorm”, nos explicó.

celia 2

Celia Romero en la tertulia “Los cafés del Meliá”. [Fotos: M Ayús]

Benidorm tenía claro, insistió Celia, “la necesidad de dar servicios a los turistas, además de a los benidormenses; ahora completa el ciclo en la línea ciudadanos-empresarios-turistas”. Y este modelo lo ha defendido Benidorm, mientras lo desarrollaba ante la UIT/UIT en un WSIS Fórum; y los tecnólogos lo tuvieron en cuenta a partir de entonces.

Y, ¿qué va a reportarnos ser DTI certificado?: pues Celia Romero respondió que “ayudarnos a gestionar mejor y a captar tecnología, empresas e inversiones”. Tiempo al tiempo.

La clave del proceso, explicó Celia, ha sido “un alcalde implicado y más de veinte departamentos municipales absolutamente implicados”. Para conseguirlo, se creó un Ente Gestor DTI, se confeccionó un reglamento de organización, se puso en marcha un Consejo Rector para el Ente Gestor y se trabajó en cuestiones de gobernanza, innovación, tecnología, sostenibilidad y accesibilidad desarrollando Planes Estratégicos en todos los departamentos, en especial Turismo, con Mercedes Llorca. Se crearon Mesas de Creatividad para que desde esos departamentos se “inventaran” iniciativas a desarrollar que han dado sus frutos en varios productos que Benidorm ha hecho realidad. “Ahora hay un sitio de plasmar ideas de futuro y conseguir productos que hagan diferente la oferta turística de Benidorm”. Y enumeró las iniciativas que la BND Smart Office tiene en marcha: Smart Beaches, Booking Book, Wi-fi en playas, rutas históricas, paseos saludables…

Aquí se trabaja con datos” y planteó abrir mucho más el proceso a todos los sectores de Benidorm a los que pidió “generosidad” con esos datos. “Cruzar datos de comercio con ocupación hotelera nos abre nuevas vías”. La Smart Office (4ª planta del Ayuntamiento de Benidorm) es el centro neurálgico del proceso y en la mesa de estrategias se trabaja todo: agua, energía, control de tráfico y vectores de turismo con ocupaciones, conexiones aéreas, billetes a la venta, camas en hoteles y apartamentos, ocupación, precios, revenue (cifra de negocios), etc. Y líneas de trabajo en e-comerce y los nuevos campos de acción de la iniciativa.

Casi podemos decir que, desde ahora mismo, “de Benidorm se puede regresar más Smart que moreno”, como le señaló un amigo.

Y todo esto, aún, sin plataforma tecnológica. Porque lo importante son los datos y la depuración de los mismos.

Habló de las oficinas de turismo y en especial de la del Torrejó y sus cuatro tótems centrados en interactividad para descubrir Benidorm, el qué hacer en Benidorm, el cómo descubrir la comarca y en las cuestiones de la calidad.

Hay mucho trabajo detrás y no es casualidad que Benidorm sea el primer DTI certificado del Mundo; en noviembre próximo tendremos la primera auditoría. Esto es seguir y seguir”.

La accesibilidad tiene que ser física y sensorial; en marcha hay un mapa interactivo para la percepción en ausencia de visión y audición. “La pretensión no hacer un Benidorm distintos; es hacer un Benidorm mejor”. Así, se han desarrollado todo tipo de protocolos de actuación y seguridad ante emergencias o, sencillamente, iniciativas como los “facilitadores de salud” y cuestiones relacionadas con aspectos del llamado turismo sanitario.

Recordó los días finales de diciembre: “se acaba el mes de diciembre y no llegaba la certificación”. En octubre, en la clausura del Digital Tourism’18 la Secretaria de Estado tuvo un desliz y -yo, al menos, así lo entendí- lo dejó caer. Se sabía que se había trabajado más y mejor que nadie. Cuando la clausura del congreso mundial que organizó FASOCIDE en Benidorm, la reina doña Letizia se interesó vivamente por el tema. El presidente de Segittur, Enrique Martínez Marín, se deshacía en elogios a Benidorm, el proyecto y su alcalde. Nadie imaginó la envergadura del proyecto y su consecución. Sólo le falta un Plan Estratégico de Comunicación.

Y, por fin, el 27 de diciembre de 2018 se supo del otorgamiento del certificado. Y faltaba el libramiento, la comunicación -que hizo pública Toni Pérez el 2 de enero una vez que el presidente del ICTE, Miguel Mirones, lo anunció “después de superar con éxito la norma UNE 178501”- y la entrega que se materializó en Madrid el miércoles 17 de enero, San Antón, de manos de la ministra de Turismo Reyes Maroto… y aquí sí importó el tamaño.

DE CURIOSAS CURIOSIDADES CON LA MISIVA DEL SUICIDA

Este Post de hoy no tiene entidad ninguna, pero…

Resulta que esta mañana recibo un WhatsApp de un buen amigo con uno de esos mensajes “graciosos” con los que se desarrolla una cadena de sucesivos envíos.

Decía tal que así:

‘No se culpe a nadie de mi muerte. Me quito la vida porque dos días más que viviese sería mucho martirio: Tuve la desgracia de casarme con una viuda. Esta tenía una hija. De haberlo sabido, nunca me hubiera casado con ella.
Mi padre, para mayor desgracia, era viudo y se enamoró y se casó con la hija de mi mujer. De manera que mi mujer era suegra de su suegro. Mi hijastra se convirtió en mi madrastra y mi padre al mismo tiempo ¡¡¡era mi yerno!!!
Al poco tiempo, mi madrastra trajo al mundo una niña que era mi hermana, y a la vez era nieta de mi mujer, de manera que yo era abuelo de mi hermana!
Después, mi mujer trajo al mundo un niño que, como era hermano de mi madrastra, era cuñado de mi padre, nieto de su hermana ¡¡¡y mi tío!!! Mi mujer era nuera de su hija, yo soy en cambio padrastro de mi madrastra, y mi padre y su mujer son mis hijastros, mi hijo es mi bisnieto y tío de su tía. Además, ¡¡¡yo soy mi propio abuelo!!!
ME DESPIDO DE ESTE MUNDO, PORQUE NO SE QUIÉN DEMONIOS SOY

Hombre, lo conocía. Muchos en mi misma situación habrían dicho lo mismo. La edad tiene eso.

Pero me ha sorprendido porque hacía 48 horas que lo había visto en un periódico de 1914… con lo que colijo que se trata de un cuentito con ¡más de un siglo de vida! Y seguro que algún sesudo indagador en las profundidades de la web encontrará referencia incluso anterior.

Sí, aquí está la prueba; en la sección Curiosidades del Eco de Benidorm de agosto de 1914:

whatsapp image 2019-01-17 at 19.04.19 ok

La de vuelta que ha dado la carta de suicidio esta… Hasta le han añadido el final ese “Me despido de este mundo porque no sé quién soy… y de repente podría ser… (añádase aquí la maldad que se quiera)”.